Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

Quienes somos?
Últimas noticias
Presas y presos políticos
Acción y mobilización
Fotos
Para contactarnos
Enlace

 

* Pide sancionar al director de reclusorios

 Por corrupción en las cárceles, envía la Codehum la recomendación 10/2003

 * El secretario de Seguridad, León Aponte, no ha respondido al documento del 28 de marzo * El organismo de derechos humanos investigó quejas por el tráfico de drogas, de bebidas alcohólicas, cobro indebido por visitas, castigos indebidos, segregación y suspensión de visitas a los reos

 Zacarías Cervantes, corresponsal, Chilpancingo * La Comisión de Defensa de los Derechos Humanos de Guerrero (Codehum) recomendó al secretario de Seguridad Pública, Luis León Aponte, sancionar al director general de Prevención y Readaptación Social, José Luis Trujillo Sotelo, luego de que comprobó que en las cárceles del estado hay tráfico de drogas, corrupción y violación de los derechos humanos de los presos.

La recomendación 10/2003 fue enviada el 28 de marzo por la Codehum, que ayer denunció que León Aponte no ha respondido a la misma, que pone en evidencia la corrupción en los penales del estado.

En la recomendación 10/2003 que envió la Coddehum-Guerrero el 28 de marzo pasado, el organismo recaba las quejas por el tráfico de drogas, de bebidas alcohólicas, así como cobros indebidos por recibir visita conyugal y familiar, castigos indebidos de segregación y suspensión de visitas en los penales de la entidad.

Luego de la revisión de las denuncias que hicieron los presos y sus familiares el organismo encontró evidencias, por lo que recomendó al secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Luis León Aponte, sancionar al director general de Prevención y Readaptación Social, José Luis Trujillo Sotelo.

El organismo recomienda a León Aponte que inicie un procedimiento de responsabilidad administrativa al director general de Prevención y Readaptación Social del Estado, José Luis Trujillo Sotelo, “y se imponga la sanción correspondiente, independientemente de la responsabilidad penal en que pudiera haber incurrido por la probable comisión de algún delito”.

Asimismo, pide al titular de Seguridad Pública y Protección Ciudadana instruir procedimiento administrativo a diversos servidores públicos del reclusorio de Acapulco, entre ellos a la secretaria general, Odilia Mendoza Ramírez, la trabajadora social, Edith Liborio Díaz y a José Efraín de los Santos, Jaime Abarca Juanico, Efraín Yestla de los Santos y Humberto Francisco Salinas Jacinto, estos últimos personal de seguridad y custodia.

También se recomienda “diseñar y aplicar un procedimiento eficiente de revisión para detectar drogas o sustancias prohibidas y evitar a la vez que puedan obtener o fabricar armas que por su estilo pongan en peligro la integridad física o la vida y dotar al personal de seguridad y custodia del equipo moderno para ello”.

Con esto se busca evitar la fuga de reos como la ocurrida el 29 de noviembre del año pasado cuando en el penal de Acapulco se escaparon 14 internos por un túnel de aproximadamente 25 metros de longitud, hechos por los que ahora se encuentran procesados el director de ese penal, Jesús Torres Quiroz, el jefe de seguridad, Joaquín Emilio Sánchez de la Cruz y 11 custodios más, se explica en la recomendación.

Entre los hechos de corrupción que se detectaron se encuentra, por ejemplo, el caso del penal de Taxco, en donde el director, Horacio Barquín Cevallos, cobró 3 mil pesos para autorizar el traslado del reo Antonio Sotelo Cisneros al penal de Acapulco.

También encontró en los penales de Acapulco y Chilpancingo el cobro de diferentes cantidades para autorizar las visitas conyugales y familiares a los internos y la venta de concesiones para el tráfico de estupefacientes y bebidas alcohólicas.

Para evitar estos hechos de corrupción la Codehum recomienda la rotación periódica del personal penitenciario, instrumentar un plan de detección y abatimiento de la corrupción que abarque el control permanente del personal, que deberá ser sometido con regularidad a pruebas físicas y sicológicas.

Para el organismo de derechos humanos lo que se encontró en los penales de Guerrero “son actos y omisiones graves al tolerar y consentir actos de corrupción en los penales, lo que ha propiciado el incremento de la problemática en los reclusorios.

Sin embargo la Codehum emitió ayer un comunicado de prensa en el que señala que “a la fecha no se tiene respuesta respecto de la recomendación, relativa a las denuncias por corrupción en los centros penitenciarios del estado”.