Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

Quienes somos?
Últimas noticias
Presas y presos políticos
Acción y mobilización
Fotos
Para contactarnos
Enlace

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

* Lo cuestionan porque pide agilizar la amnistía

Ante críticas de diputados del PRI, apoyan organizaciones al ombudsman

* Tlachinollan, el FODEG, el MSI, el Frente contra la Corrupción y estudiantes de Ayotzinapa respaldan a Juan Alarcón y advierten de posibles intentos de los priístas de destituirlo

 

De la corresponsalía, Chilpancingo * Organizaciones sociales y de derechos humanos no gubernamentales respaldan al presidente de la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos de Guerrero (Codehum), Juan Alarcón Hernández, quien ha sido criticado por diputados priístas entre ellos el presidente de la Comisión de Gobierno del Congreso, Héctor Apreza Patrón, quienes lo acusan de haber actuado en forma “incorrecta” al decirle al gobernador René Juárez que apresure la aprobación de la ley de amnistía.

En la sala de reuniones de la Codehum estuvieron los dirigentes del Frente de Organizaciones Democráticas del Estado de Guerrero (FODEG), Bertoldo Martínez Cruz y Pedro Nava Rodríguez; el presidente del Centro de Derechos Humanos de La Montaña, Tlachinollan, Abel Barrera Hernández, el ex dirigente del PRD y actual del Movimiento Social de Izquierda, Ranferi Hernández Acevedo, así como estudiantes de Ayotzinapa y miembros del Frente Ciudadano Contra la Corrupción.

El apoyo de las organizaciones surgió luego de que el presidente de la Comisión de Justicia del Congreso local, Ernesto Sandoval Cervantes, declaró que al presidente de la Codehum, “ya se le está acabando su tiempo”.

El pasado lunes, en el festejo oficial del aniversario del Día Internacional de los Pueblos Indígenas, Alarcón Hernández reprochó a los diputados de la actual legislatura por estar más “preocupados” en sus intereses políticos que sacar la iniciativa de la ley de amnistía.

Además, el mismo ombudsman dio a conocer a los medios de comunicación que la semana pasada envió un escrito al Congreso local donde pide que entren al debate y discusión de la ley de amnistía.

También, en una reunión que tuvieron los miembros del Consejo Técnico de este organismo con el gobernador René Juárez Cisneros, se supo que uno de los integrantes de la Codehum –Leoncio Domínguez Covarrubias– le pidió al mandatario estatal que intercediera para que el Congreso aprobara dicha iniciativa.

Ello originó airadas respuestas en algunos medios de comunicación. El presidente de la Comisión de Gobierno del Congreso, Héctor Apreza Patrón, dijo que le parece “incorrecto” que Juan Alarcón peda al Ejecutivo del estado su intervención para que el Poder Legislativo apruebe dicha iniciativa.

El ex diputado local perredista Bernardo Ranferi Hernández; el presidente del Centro de Derechos Humanos de La Montaña, Abel Barrera; los dirigentes del FODEG, Bertoldo Martínez y Pedro Nava, así como el estudiante de la Normal de Ayotzinapa, Ernesto Navarrete, señalaron que las declaraciones periodísticas de los legisladores priístas contra Alarcón podrían ser un aviso de que el Congreso local podría destituirlo del cargo.

“Por ello, estamos aquí para brindarle toda nuestra solidaridad porque hemos visto que usted fue el primero que envió una iniciativa de ley de aministía lo que ni siquiera hizo la Comisión Nacional de Derechos Humanos”, le dijo Pedro Nava al presidente de la Codehum.

Junto con Alarcón, estaba el visitador general de la Comisión, Hipólito Lugo Cortés, y Leoncio Domínguez Covarrubias, miembro del Consejo Técnico de la Codehum.

Alarcón Hernández agradeció el apoyo de las organizaciones sociales, y dijo no sentirse preocupado si es destituido del cargo, “porque yo sé que estos cargos son transitorios más no las instituciones que siempre seguirán allí”.

Además, dijo a los dirigentes de las organizaciones sociales que nada lo que ha hecho está fuera de la Constitución, que es exigir respeto a los derechos humanos.

En su discurso, el ombudsman guerrerense señaló que la versión que sacaron los legisladores locales de que los fue acusar ante el gobernador René Juárez, “es inexacto” porque en la plática nunca trataron el caso de la ley de aministía.

“Nosotros fuimos a plantearle la situación que prevalece en la Comisión,  como es el incremento al presupuesto, las condiciones físicas deficientes en que se encuentra el edificio donde laboramos y las recomendaciones que no aceptan algunas de las autoridades”, refirió.

“Lo que pasa es que aquí en Guerrero no se ha podido marchar como nosotros quisiéramos y que se diera celeridad a las cosas para evitar enfrentamientos y que se pueden evitar con un documento, con mesas de negociaciones y de diálogo que muestren esa voluntad tanto los funcionarios y los actores sociales”, afirmó Alarcón Hernández.