Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

Quienes somos?
Últimas noticias
Presas y presos políticos
Acción y mobilización
Fotos
Para contactarnos
Enlace

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

* Denuncia del Comité de Presos Políticos

Asesinan a un campesino en la sierra de Petatlán; señalan a Rogaciano Alba

* El autor material cercenó la cabeza al cuerpo de la víctima, para llevarla como prueba de que cumplió el encargo, informan en una carta * Piden la intervención del gobierno y ONG para detener la violencia

El campesino Meregildo Torres, Mereche, fue asesinado en El Tremendo, sierra de Petatlán, por José Inés Millán Gutiérrez, quien fue pagado por el presidente de la Unión Ganadera de Guerrero, Rogaciano Alba Alvarez, y como prueba de que cumplió el encargo le cortó la cabeza, que hasta el momento no se ha localizado, informó el Comité de Presos Políticos y de Conciencia de Acapulco.

En un documento dirigido a la opinón pública, los miembros del Comité informaron ayer del asesinato cometido el miércoles 14, pero del que el mismo autor material informó a vecinos de Las Humedades el viernes 16. Los compañeros de Meregildo –de 38 años, padre de siete hijos– fueron a buscar el cuerpo al sitio indicado por Millán Gutiérrez, y el sábado 17 lo encontraron cercenado.

Los integrentes del Comité de Presos Políticos piden la intervención del gobierno federal y estatal, así como de las organizaciones oficiales y no gubernamentales de derechos humanos para detener la violencia en la sierra de Petatlán.

Con este asesinato suman nueve los cometidos en esta área de la sierra de Petatlán y Coyuca de Catalán, desde febrero de 1999, atribuidos por campesinos de la región al expresidente municipal, Rogaciano Alba, y su grupo que califican de paramilitar, y señalan que el origen del conflicto es la explotación ilegal de los bosques que realizan los caciques con apoyo del Ejército a la que se oponen los campesinos, así como la búsqueda del control del territorio de la sierra.

El preso Alfredo García Torres informó que desde antes se sabía que a Meregildo le había mandado decir Rogaciano Alba que “iba a pagar por la muerte de su hermano”.

Explicó que en realidad el origen de la violencia en la sierra es la disputa entre los que se benefician de la explotación de los bosques y los ecologistas que buscan protegerlos, y “de ahí han venido todos los asesinatos”.

“Mere era compañero de nosotros, era ecologista, porque cuidaba los montes, se oponía a que los destruyeran los caciques”.

El texto de la carta, que dio a conocer el integrante del Comité, Alfredo García Torres, dice:

“Por medio de la presente les informamos que el presidente de la Asociación Ganadera a nivel estatal, Rogaciano Alba Alvarez, sigue asesinando campesinos que se oponen a la tala de los bosques de la sierra de Petatlán, como es el caso más reciente del compañero Meregildo Torres, alias Mereche, quien fue asesinado el miércoles 14 de agosto del presente año a quien acusaba de haber participado en la muerte de su hermano René Alba.

“Al compañero Meregildo lo asesinó el individuo José Inés Millán Gutiérrez, en el punto conocido como El Tremendo. Esto se confirma porque después de haber asesinado al compañero Mere, el individuo José Inés pasó por la comunidad de Las Humedades; ahí dijo que había matado a Mere para que fueran a levantarlo.

“Un vecino de la comunidad le pidió a José Inés que le entregara las pertenencias que le había quitado a Meregildo, contestándole que adónde había visto que las cosas de los muertos se las entregaran a los familiares. ‘Además –dijo– no se las puedo entregar porque las quiero para fundamentar otras pruebas que le llevo a Rigaciano Alba’. Y sin decr más se marchó con destiuno a Petatlán.

“En seguida los vecinos de la comunidad de Las Humedades se trasladaron al lugar que el asesino indicó, encontrando el cadáver de nuestro compañero sin cabeza, notándose claramente que se la habían cortado con un machete. En el resto del cuerpo no tenía ninguna herida.

“La cabeza no fue encontrada en ninguna parte, comprobándose con esto que la otra prueba que el asesino decía traer era la cabeza.

“Por lo tanto, reprobamos este despreciable hecho.

“Exigimos al gobierno federal que encabeza Vicente Fox Quesada su pronta intevención para esclarecer este y los otros tantos crímenes que Rogaciano Alba Alvarez ha cometido sin que hasta ahora el gobierno estatal haga algo para castigar a Rogaciano Alba Alvarez y parar esta ola de asesnatos.

“Pedimos el apoyo de las organizaciones sociales, a los organismos de derechos humanos gubernamentales y no gubernamentales para pedir castigo a los culpables y exigir sea entregada la parte del cuerpo que le hace falta a nuestro compañero ecologista”.