Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

Quienes somos?
Últimas noticias
Presas y presos políticos
Acción y mobilización
Fotos
Para contactarnos
Enlace

 * Versiones de hacinamiento y un motín, el motivo

 Por sorpresa, trasladan a La Unión a 24 presos de Coyuca de Catalán

 * El cambio afecta la defensa, dice Catalina Gutiérrez, esposa de Aurelio Díaz, preso político de Monte Grande * Denuncia que lo sacaron a las 4 de la madrugada, contra su voluntad, y que trataron de hacerlo firmar un papel en blanco

 Gregorio Urieta, corresponsal, Coyuca de Catalán La madrugada del miércoles fueron trasladados del Centro de Rehabilitación Social de Coyuca de Catalán (Cereso), a un lugar no preciso 23 presos que ya han sido sentenciados y que cumplían sus condenas en este reclusorio de Tierra Caliente.

El traslado de los presos se dio en medio de un total hermetismo de las autoridades carcelarias y judiciales, las que en ningún momento quisieron informar acerca del traslado de los presos, lo que sin embargo fue confirmado a través de diversas fuentes dentro del aparato judicial y de Seguridad Pública y del familiar de uno de los presos, quien informó que los presos fueron enviados a un centro carcelario del municipio de La Unión, en la región de la Costa Grande.

Por otro lado, se pudo saber que los presuntos secuestradores del todavía diputado federal Héctor Pineda Velázquez, Baloy Vega Cruz y Camilo Pérez Hernández, fueron trasladados del Cereso de Chilpancingo al de Coyuca de Catalán, a petición formal del juez penal Silvano Martínez, según informó este mismo.

El juez manifestó ignorar acerca del traslado de los 23 presos al Cereso de la Unión y se mostró sorprendido de la pregunta del corresponsal.

De acuerdo a las fuentes consultadas, el traslado de los presos de Coyuca de Catalán a La Unión se debió a que en en este reclusorio existe sobrepoblación de reos, lo que ha dado lugar a motines en el interior del penal.

Según un informante, el último motín tuvo lugar hace 15 días durante la noche, cuando un reo “acusado de pertenecer al EPR, se amotinó con los presos. Llegó la policía del estado y los judiciales para calmarlos y controlar al cabecilla. Un comandante de la judicial se metió y retó al preso a los chingadazos. Le pusieron una madriza al comandante, que salió por piernas”, dijo la fuente.

Según una mujer, madre de uno de los presos trasladados, “se los llevaron a La Unión en un autobús y escoltados por la policía judicial y del estado”. Lo anterior fue confirmado por fuentes oficiales del ayuntamiento de Coyuca de Catalán y del Juzgado de esta localidad.

El caso de Aurelio Díaz, preso

político de Monte Grande

El preso político Aurelio Díaz Milián, originario de Monte Grande, Coyuca de Catalán, acusado de homicidio, fue trasladado la madrugada del 20 de agusto, del penal de esta ciudad presuntamente al de La Unión, informó su esposa, Catalina Gutiérrez.

Dijo que fueron 24 presos trasladados, entre ellos Aurelio Díaz, contra su voluntad y sin motivo.

En el caso de su esposo, atribuye el traslado a la influencia de la familia Montúfar, a la que pertenece el director de Seguridad Pública de Chilpancingo, Erit Montúfar, que sin pruebas acusa a Aurelio Díaz, Estanislao Gutiérrez y Custodio Gómez del homicidio de José Montúfar, su hija y su nieto, ocurrido el 14 de diciembre de 1997.

De los tres presos políticos –cuyas familias participan en el movimiento por la amnistía que encabeza el Frente de Organizaciones Democráticas del Estado de Guerrero (FODEG)– sólo fue trasladado Aurelio Díaz, a pesar de que la situación legal de los tres es la misma, lo que significa que no hay argumento de ese tipo.

Su esposa denunció que el traslado se dio a las 4 de la mañana, sin motivo, contra su voluntad, y que las autoridades carcelarias trataron de hacerlo firmar una hoja en blanco, para justificar el supuesto traslado a La Unión.

Catalina Gutiérrez señaló que está en la incertidumbre porque no sabe dónde está su esposo, y no confía en la información que dieron las autoridades del traslado a La Unión.

Catalina Gutiérrez fue el mismo 20 en la mañana a preguntar por su esposo, y se emcontró con el director general de reclusorios del estado, y le exigió el regreso de Aurelio Díaz.

“Yo les exigí copia de traslado, no me dieron nada, me dijeron que había una lista y que ahí estaba él. Mi hija anda buscándolo”, expresó.

Considera que el traslado afectará la defensa legal de Aurelio, que hace un mes fue sentenciado a 35 años, y está en apelación, porque en el proceso se demostró que los testigos que lo señalaban son falsos, que no existen, y que sus firmas son falsificadas; pero el juez, Silvano Martínez Valentín, no tomó en cuenta las pruebas, debido al poder que ejercen los Montúfar.

Señaló que su esposo tiene cinco días para presentar al tribunal de Iguala argumentos contra la sentencia, en lo que tendrá nuevos obstáculos por el traslado.

“Lo hacen por influencia de esa familia (Montúfar), para desestabilizarnos, para que así no podamos defendernos bien. Mi esposo a nadie le ha hecho nada”, dijo Catalina Gutiérrez.

Informó que el director de Reclusorios le dijo que el cambio se debía a que el Cereso de Coyuca de Catalán está muy saturado, que están durmiendo en el piso, pero aseguró que le iban a preguntar al preso, y si está de acuerdo lo regresan.