Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

Quienes somos?
Últimas noticias
Presas y presos políticos
Acción y mobilización
Fotos
Para contactarnos
Enlace

* Exigen castigo por atropellos en Encino Amarillo

 Rodean indígenas seis horas un campamento militar en Caxitepec

 * El coronel Juan Manuel Vallejo Malibrán, del 48 Batallón, a empellones trató de impedir el trabajo del fotógrafo de El Sur, Eric Chavelas * El alcalde de Acatepec, Raymundo García Gutiérrez, y una comisión del pueblo, se trasladan a Ayutla a denunciar al MP los allanamientos e intentos de violación a dos mujeres que seis soldados cometieron el sábado

 Zacarías Cervantes, corresponsal, Chilpancingo n Luego de más de seis horas de que se mantuvieron cerca de un campamento militar con machetes, habitantes de la comunidad indígena de Caxitepec, municipio de Acatepec, con intenciones de ir a exigir que se investigue y se castigue a los militares responsables deel allanamiento a tres viviendas y el intento de violación a dos indígenas, el grupo se retiró y una comisión se trasladó a Ayutla para presentar una denuncia penal en la Agencia del Ministerio Público.

Los habitantes de ese pueblo mantuvieron cercados a unos 30 efectivos del 48 Batallón de Infantería del Ejército mexicano para identificar a cuatro de ellos que el fin de semana allanaron tres viviendas, se robaron 8 mil pesos y dos escopetas con el pretexto de buscar a narcotraficantes o a miembros de la guerrilla, según dijo el comisario municipal, Zeferino Morales Cruz.

Al lugar acudieron las autoridades municipales y una representante de la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos de Guerrero (Codehum), ante quien la señora Maura Soto Guadalupe encaró a uno de los militares para señalarlo de ser uno de los que allanaron su casa, agredieron a varios de sus familiares y les robaron sus pertenencias.

Eso ocurrió la tarde del sábado 23, ya casi al anochecer cuando varios soldados del Ejército entraron a Encino Amarillo, poblado anexo de Caxitepec, en donde cometieron los abusos que denuncian los habitantes.

Ese día también los militares allanaron las viviendas de Alberto Iliarón Cruz y de la señora Isidora Bernardino Soto a quien se la llevaron al cerro y en la conversación que escuchó entre los soldados es de que la querían violar.

La señora Maura Soto, mamá de Isidora Bernardino, tradujo lo que quería denunciar su hija y dijo: “Yo escuché que me querían violar, entonces me empecé a quejar y les dije que estaba enferma porque recién me habían operado del apéndice y fue por eso que me dejaron en paz”.

Por su parte el alcalde, Raymundo García Gutiérrez, afirmó que los soldados aparte de que se robaron 8 mil pesos en efectivo también se llevaron dos escopetas, una de ellas con permiso oficial de la Secretaría de la Defensa Nacional.

Al llevarse una de las armas uno de los militares dijo, según la señora Maura, que fue testigo: “A ver para qué quieres esta arma lujosa, esa solamente la usan los narcotraficantes o los encapuchados”, y le preguntó: “dónde están los encapuchados”.

Por esos hechos desde lunes por la mañana, unos cien hombres y mujeres, la mayoría de ellos con machetes, junto con el comisario municipal del pueblo, Zeferino Morales Cruz, se trasladaron en marcha hacia el campamento militar para exigir cuentas a los soldados.

Según dijo el comisario al frente de los 30 soldados se encontraba el coronel, Juan Manuel Vallejo Malibrán, del 48 Batallón de Infantería, quien discutió fuertemente con varias mujeres indígenas durante la identificación de los militares que participaron en el allanamiento.

El alcalde de Acatepec, Raymundo García Gutiérrez, le dijo al coronel que la gente de la comunidad está “muy molesta” por lo que habían hecho los soldados.

En el encuentro con los militares, el presidente municipal entregó un documento al coronel donde le pide que se castigue a los soldados agresores y que ya dejen de realizar recorridos por las comunidades.

En representación de la coordinación de la Codehum de Tlapa acudió la abogada Lilia Taquillo López, quien intervino cuando el jefe de los militares, coronel Juan Manuel Vallejo Malibrán, propinó empellones al fotógrafo de El Sur Eric Chavelas. La representante de la Codehum pidió al coronel que dejara que los periodistas realizaran su trabajo en esa reunión.

Luego de esa reunión, ciudadanos encabezados por el comisario se trasladaron a Ayutla para presentar la denuncia a la Agencia del Ministerio Público del Fuero Común en contra de los militares que los agredieron.