Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

Quienes somos?
Últimas noticias
Presas y presos políticos
Acción y mobilización
Fotos
Para contactarnos
Enlace

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

* Niega el cargo de secuestro y se dice preso político

 Segunda acusación contra el dirigente de la OCSS, Gerónimo Hernández

 * Envía una carta en la que felicita a sus compañeros sobrevivientes de la masacre de Aguas Blancas por su decisión de declarar en la Fiscalía Especial, y pide que no se ataque a la ex alcaldesa de Atoyac, María de la Luz Núñez Ramos

 El dirigente de la Organización Campesina de la Sierra del Sur (OCSS) en Coyuca de Benítez, Gerónimo Hernández Refugio, preso desde el 20 de octubre, tiene una nueva acusación en su contra, por el secuestro del comerciante de esa ciudad costeña, Andrés Astudillo Luviano, ocurrido en mayo de 2001. En su declaración preparatoria, en el Juzgado Tercero Penal, Hernández Refugio negó los cargos, pide un careo con el agraviado, y dice que es un luchador social y que por eso lo tienen preso.

En una carta enviada a los medios, el dirigente preso, que es uno de los sobrevivientes de la masacre de 17 campesinos, felicita a sus compañeros que han decidido declarar lo que vieron el 28 de junio de 1995 en el vado de Aguas Blancas ante la Fiscalía Especial que investiga los crímenes del pasado reciente, encabezada por Ignacio Carrillo Prieto.

Pidió: “Que no cesen en su intención de rendir sus testimonios y pruebas a través de nuestro abogado José Sánchez, y que se coordinen con la señora María de la Luz Núñez Ramos, quien fue la que posibilitó que el caso Aguas Blancas fuera abierto ante la Fiscalía Especial”.

En la misma carta, pidió a la dirigente de la OCSS, Rocío Mesino, “que exija la libertad de los presos políticos y de conciencia, que no sólo luchen por los que están libres y se olviden de los que están encarcelados y sin poder hacer nada”.

También pide “que no se ataque a las declaraciones de la señora María de la Luz, ya que ha tenido esa valentía de denunciar a Rubén Figueroa ante el fiscal especial”.

Manifiesta que le causó indignación la sentencia de casi 50 años que recibieron el comandante Antonio del ERPI, Jacobo Silva Nogales, y la coronel Aurora, Gloria Arenas Agís, y la condena a casi 15 años a los hermanos Cereso Contreras.

El abogado de Gerónimo Hernández, José Sánchez Sánchez, informó que la nueva consignación contra el dirigente de la OCSS, ahora por secuestro, es parte de un plan de la Procuraduría General de Justicia del Estado para fabricarle delitos.

Dijo que el agraviado, comerciante de huaraches en Coyuca de Benítez, Andrés Astudillo, no había señalado a alguien hasta el 6 de noviembre de este año, cuando supuestamente se presentó a declarar, y dijo que reconoció por la voz a Gerónimo Hernández como una de las personas que lo secuestraron en mayo de 2001, por la comunidad de Los Mogotes.

El abogado afirma que estas acusaciones fueron agregadas por la Procuraduría, que fabricó un nuevo delito contra el dirigente.

Recordó que en la primera acusación contra Gerónimo, por la que fue detenido, fue absuelto de los cargos de intento de secuestro del predicador religioso José Píndaro Mendoza Bello y de asociación delictuosa, y sólo persisten los cargos de robo de una Biblia y lesiones.

También está acusado en un juzgado federal por portación de armas: una escopeta calibre 12 y un fusil M-1.

Por el nuevo cargo de secuestro, el abogado solicitó ampliar el término constitucional de tres a seis días para presentar pruebas de la inocencia del dirigente, y entre ellas pidió un careo con el comerciante secuestrado.