Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

Quienes somos?
Últimas noticias
Presas y presos políticos
Acción y mobilización
Fotos
Para contactarnos
Enlace

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

* Sepultan los restos en un obelisco en el Zócalo de Atoyac

 Familiares, organizaciones, el ERPI y la TDR en las exequias de Lucio

 * Los grupos integrantes de la Coordinadora Comandante Lucio Cabañas se manifestaron por una ley de amnistía, en contra del ALCA, del Plan Puebla-Panamá y porque se esclarezca el caso Aguas Blancas con castigo a los autores intelectuales

Francisco Magaña, corresponsal, Atoyac * A 28 años de su muerte en combate, este lunes 2 de diciembre fueron sepultados los restos del dirigente guerrillero Lucio Cabañas Barrientos en esta ciudad, en el obelisco construido en la plaza principal, en una ceremonia fúnebre en la que participaron sus familiares y cientos de militantes de las organizaciones sociales que integran la Coordinadora Comandante Lucio Cabañas Barrientos, la mayoría de este municipio.

A la llegada de la caravana que acompañó los restos desde la Normal de Ayotzinapa, simpatizantes del Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente (ERPI) distribuyeron en el Zócalo, durante el mitin en honor de Lucio Cabañas, una calcomanía entre casi mil personas presentes en el acto, la noche del domingo.

El cuerpo del guerrillero salió de la Normal Rural de Ayotzinapa, y paró en El Cayaco, municipio de Coyuca de Benitez. Fue recibido en la entrada de Atoyac por los integrantes de las organizaciones sociales en su mayoría de Atoyac, la Organización Campesina de la Sierra del Sur (OCSS), el Consejo Cívico Comunitario Lucio Cabañas Barrientos (CCCLCB), el CGH y la Izquierda Democrática Popular (IDP).

A su entrada se realizó un saludo y las organizaciones de la Coordinadora Lucio Cabañas lo entregaron a los familiares.

En la ceremonia, familiares de Jacobo Silva Nogales, el comandante Antonio del ERPI, preso en el penal de alta seguridad de La Palma, entregaron un cuadro con la imagen de Lucio Cabañas, en el que el profesor rural aparece como un guerrero águila, un guerrillero y un combatiente zapatista.

En la ceremonia se entonó el Himno Nacional con el apoyo de la banda de guerra de la normal de Ayotzinapa, así como el Himno Comunista Internacional, que interpreto David Cabañas, al mismo tiempo que realizaban la primera guardia de honor Ana María Vera Smith, Norma Mesino, Rocío Mesino, Ericka Zamora Pardo, Mónica Hurtado y Raquel Gutiérrez.

En esos momentos circuló una publicidad del ERPI que de manera discreta se distribuyó entre los presentes. Eran como las 10:30 de la noche y los asistentes se organizaban para ir a la inauguración del Centro Histórico Lucio Cabañas, que se fundó con la coordinación del Taller de Arte e Ideología, que dirige Alberto Híjar Serrano, quien explicaba que se busca rescatar la memoria histórica del guerrillero.

El Centro Histórico Lucio Cabañas alberga fotos del combatiente en su vida de civil, documentos personales así como un archivo periodístico en torno a su lucha.

El Centro Histórico se ubica en la calle Benito Juárez número 23, en la casa de Yolanda Benítez. En la entrada del inmueble se apreciaba un tapiz con nombres de ex presidentes como López Portillo, Echeverría así como una ratas, y se pidió que se pisaran ya que los asistentes se detenían al pasar sobre ellos.

El responsable de la creación del Centro Histórico dijo que el inmueble es provisional porque se busca que en un futuro se dé la parte baja del kiosco del Zócalo de Atoyac donde se halla una instalación para un museo que en dos administraciones no ha funcionado.

Esperan que este Centro Histórico sirva para que las nuevas generaciones conozcan quién fue Lucio Cabañas.

El encuentro con su madre

El programa de las exequias continuó la mañana del lunes, con una visita a la población de San Martín de la Flores, lugar donde se encuentra sepultada la madre del combatiente, Rafaela Gervasio Barrientos, quien en vida pidió siempre al gobierno que le devolvieran a su hijo.

La ceremonia del “Encuentro” se realizó en el panteón del lugar donde familiares llevaron los restos mortales de Lucio, en cumplimiento de la petición de su madre.

Ahí, su prima Guillermina Cabañas dijo que este encuentro simbólico, espiritual, es un ejemplo de madres que han muerto y no han encontrado a sus hijos y de aquellas que viven y luchan por encontrar a sus hijos desaparecidos.

Señaló que Lucio Cabañas es un ejemplo para todos por su preocupación por los pobres, para quienes exigía respeto y luchó por ellos y los enseñó a defenderse, y los unió. Exhortó a luchar por lo que él les enseñó y pidió que a los desaparecidos los presenten con vida.  

Pablo Cabañas refirió que este Encuentro es un acto que su madre reclamó en vida y hoy de manera espiritual se unen las luchas de una madre que sufrió rechazo por haber dado la vida a un hijo que dio su vida por un pueblo que tanto amó.

Después de la ceremonia la caravana partió a la ciudad de Atoyac y se realizó una marcha desde la entrada de la colonia 18 de Mayo a la escuela Modesto Alarcón donde impartió clases el profesor Lucio Cabañas. Ahí diez alumnos del plantel montaron guardia de honor en la entrada de la institución junto a la vasija que contiene sus restos.

Hubo otra marcha con los restos mortales por las dos principales avenidas de la ciudad en la cual participaron Carlos Montemayor, Ranferi Hernández Acevedo, Benigno Guzmán Martínez, Bertoldo Martínez Cruz, Hilario Mesino Acosta, Tita Radilla Martínez, Julio Mata Montiel, Ana María Vera Smith, Edgardo Canseco Ruiz y Ericka Zamora Pardo.

Las organizaciones se manifestaron a favor de la ley de amnistía, en contra del ALCA, del Plan Puebla-Panamá y porque se esclarezca el caso Aguas Blancas con castigo a los autores intelectuales.

En la partida de la caravana a San Martín de las Flores se dio a conocer un comunicado a los medios presentes del PDPR-EPR-TDR en el que exponen que a 28 años de la muerte en combate de Lucio Cabañas, la lucha revolucionaria por el socialismo continúa y señalan que su muerte es parte de la guerra sucia de los años setenta.

Señalan que mientras familiares y organizaciones lucharon por encontrar sus restos y darle sepultura, Luis Echeverría uno de los autores intelectuales de la guerra sucia sigue impune.

Sostienen que los ideales por los que murió Lucio Cabañas no murieron con él, tampoco han sido alcanzados por lo que es importante convertirlos en bandera de lucha y no cobijarse con ésta para imponer interese mezquinos.

La inhumación

A la 5:30 de la tarde, en el Zócalo de la ciudad, ante la presencia de casi 600 personas de la Coordinadora Lucio Cabañas Barrientos y con la presencia de su hija Micaela Barrientos Cabañas, fueron sepultados los restos del fundador el Partido de los Pobres (Pdlp).

El cuerpo del guerrillero salió en medio de una valla del altar que lo acogió por casi dos días en el Zócalo de la ciudad.

La vasija cubierta con la bandera de México y del Pdlp, en su arribo al obelisco iba acompañada por la ex guerrillera boliviana Raquel Gutiérrez y la representante del sector indígena de Michoacán quien depositó la bandera que envió el Movimiento Revolucionario de Perú, en reconocimiento a su lucha.

En el acto de inhumación participó el padre Máximo Gómez Muñoz, de la iglesia de Dios Unico, quien dijo que los cristianos no sepultan a sus muertos, los siembran para que florezcan sus ideales, y repitió el verso que le escribió cuando resguardó los restos óseosdurante casi un año en su casa.

Visiblemente emocionada se vio a la profesora Hilda Flores Solís, compañera de magisterio de Lucio Cabañas, quien lloró abrazando a la hija del combatiente que lentamente se hundía en la base del obelisco.

Dijo que era un día importante para la historia de Guerrero y en especial para Atoyac por que hoy se honraba a un hombre que dio su vida por los pobres.

Al momento de depositar la vasija en la base de lo que será el obelisco, se pido a su única hija, Micaela Cabañas Ayala, que está embarazada y vestía de color amarrillo, que depositara la urna. Ella dio un beso al contenedor de los restos mortales de su padre y rompió en llanto. Al final depositó sobre la vasija de barro una flor blanca.

Micaela Cabañas Ayala quien radica fuera del estado de Guerrero manifestó en entrevista que se siente orgullosa de lo que fue su padre y que lo quiere mucho.

Se dijo feliz de que ahora sí conoce a dónde venir a llorar por él, después de la desesperación de que no sabía si estaba vivo o muerto.

Señaló que está muerto físicamente, pero en su corazón sigue viviendo y en su nieto que llevará el nombre de su abuelo.

Carta de Jacobo Silva Nogales

Preso en el penal de máxima seguridad de Almoloya, en el estado de México, Jacobo Silva Nogales, el comandante Antonio del ERPI, escribió una carta con motivo del 28 aniversario de la caída en combate de Lucio Cabañas, en la que dice que él anduvo también por las tierras de la guerrilla de Lucio.

Se refiere a la importancia que tiene haber conocido dónde están los restos de Lucio Cabañas, y habla también de los desaparecidos, de la tortura y la represión que antes negaba el gobierno. Reconoce que hay un cambio en el momento actual, pues algunos de los que ejecutaron la guerra sucia de los años 70 son ahora enjuiciados.

En un manustrito enviado desde la cárcel, dice: “Veintiocho años hace ya de El Otatal, del día aquel del último combate. Y parece que fue apenas ayer por tantas cosas, porque hasta ahora descansarán en paz tus restos, luego de tanto tiempo de no saber si era verdad que estabas donde nos dijeron. Perdónanos, tú sabes que no podemos creer tan fácilmente la palabra de aquéllos que casi siempre nos hablan con mentiras, y es que cuántas veces negaron haberse llevado a los que te apoyaron y que después de caer en sus manos jamás se les volvió a ver; muchas veces dijeron que no torturaban y el dolor de la tortura estuvo siempre presente en la memoria y en el alma de tantos guerrerenses.“Querían que se borrara tu recuerdo, que nadie se acordara de que hubieras existido, que nada bueno pudiera decirse de ti, de ese alzado de la sierra”.