Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

Quienes somos?
Últimas noticias
Presas y presos políticos
Acción y mobilización
Fotos
Para contactarnos
Enlace

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

* Pide que presenten a otros dos detenidos

 Lo golpearon encapuchados con “orden de matarlo”, declara Mesino en Tecpan

 * En el Juzgado, afirma que lo llevaron a diferentes casas, y lo señalaban como comandante de un grupo ilegal * Atribuye su detención a que es parte de una familia de dirigentes de la OCSS

 Francisco Magaña, corresponsal, Tecpan * El detenido Miguel Angel Mesino Mesino, hijo del fundador de la Organización Campesina de la Sierra del Sur (OCSS), Hilario Mesino Acosta, declaró ayer en el juzgado cuarto penal que fue detenido por 20 hombres armados que no se identificaron, que encapuchados lo golpearon en el estómago y en los oídos, y le decían que él era el comandante de un grupo que se dedicaba a actividades ilícitas.

Atribuyó su detención a que pertenece a una familia de dirigentes de la OCSS, a quienes el gobierno trata de intimidar para que dejen su trabajo con los campesinos.

Afirmó que fue detenido en una operación preparada en el centro de Acapulco, y con los ojos vendados fue trasladado a unas cinco casas de la Policía Judicial del Estado, en las que había otros detenidos que estaban siendo golpedos.

Informó que el domingo 19 fueron detenidos con él sus acompañantes, Mauro Flores y Daniel Iturio, y pidió a las autoridades que los presenten.

Ante los medios de comunicación, declaró que lo detuvieron en una operación que ya estaba preparada. Relató que lo atajaron en el centro de Acapulco, a las 6:00 de la tarde, por el mercado de artesanías, donde compraba unos medicamentos para sus hijos que están enfermos.

Dijo que con él estaban Mauro Flores, quien buscaba un camión para una mudanza y Daniel Iturio, originario de El Camarón, poblado de la sierra de Atoyac, y afirma que los dos fueron detenidos por los mismos policías.

Dijo que él tenía el compromiso de reunirse con Daniel Iturio, quien es herrero, y le iba a hacer un trabajo para su casa. Cuando llegó se acercaron aproximadamente 20 sujetos armados con AR-15, que estaban ya apostados en el lugar esperándolos.

Se lo llevaron en un vehículo y lo cambiaban constantemente a otro. Señaló que siempre estuvo tapado de la cara, y sus captores le dijeron que su misión era sacarlo de la ciudad y matarlo para lo cual le habían puesto una persona para hacer el trabajo por el cual iban a cobrar.

Señaló que estuvo en varias casas particulares, unas cinco, y que escuchó voces de niños en la mayoría de ellas.

Dijo que se dio cuenta de que los sujetos que lo tenían estaban encapuchados y todos tenían teléfonos celulares y le tomaban fotografías cuando estaba esposado.

En una de las casas escuchó golpes y quejidos, como que torturaban a alguien que gritaba. Pidió a los encapuchados que se identificaran, de qué corporación son y le dijeron que no eran de ninguna y que su misión era matarlo.

Señaló que lo golpearon en el estómago y en el oído, le decían que él era el comandante de un grupo de gentes que se dedicaban a cuestiones ilícitas y les respondió que él no sabía nada y que el se salió de su pueblo por que sufría hostigamiento por que su familia es de la OCSS.

Recordó que hace como siete años fue detenidos por militares que rodearon su pueblo, El Escorpión, en la sierra de Atoyac, y lo torturaron. 

Señaló que este domingo los sujetos que lo arrestaron le dijeron que estaban ganando un dinero por desaparecerlo y les dijo que si era para matarlo que lo hicieran ya porque estaba en sus manos, pero les dijo que unas personas observaron que lo detuvieron, y cree que eso lo salvó; lo tuvieron dando vueltas en diferentes casas y vehículos, y a las 5:30 de la mañana del lunes 20 lo llevaron al reclusorio de Tecpan.

Considera que la acción en su contra es para intimidar a su familia, a su papá Hilario Mesino y asus hermanas Rocío y Norma, por que se han estado manifestando para ayudar a los campesinos.

Señaló que los encapuchados le dijeron que él es responsable del homicidio de su primo Ramiro Mesino Galicia, ocurrido el 8 de noviembre de 1997. Mesino Mesino se dijo inocente por que él estaba en Zihuatanejo. 

Por su parte Rocío Mesino señaló que todo esto es raro ya que los acusados no viven en la zona, lo que confirmaron con las autoridades de El Escorpión y San Juan de las Flores.

Los familiares señalan que Miguel Angel es inocente, y exigen a las autoridades que presenten a sus dos acompañantes.

Rocío Mesino sostiene que la denuncia está plagada de irregularidades, porque las firmas de los presuntos denunciantes no son iguales en el mismo documento, además de que no presentaron documentos de identificación personal. 

Los supuestos denunciantes dicen que vieron que Miguel Angel Mesino atacó a Ramiro Mesino Galicia con un grupo de casi 20 personas vestido tipo militar.

Dicen que Miguel Angel disparó con una escopeta 16, pero el expediente del forense dice que fue con pistola calibre 22. Además, los supuestos denunciantes señalan que estaban a 50 metros del lugar de los hechos en sus parcelas, pero en esa área sólo tienen terrenos familiares de los Mesino y habitantes de El Escorpión y ninguno con los nombres de Margarito Antúnez y Zócimo Jaime Mojica, que son los nombres de quienes denuncian.

Rocío Mesino pide que se realice un peritaje en el lugar, y con ello se demostrará que la detención de su hermsno es una estrategia del Estado que se ha empeñado en vincularlo con grupos armados, lo que es falso.

El plazo que tiene el juez, Adolfo Van Meetrer, para dictar el auto de formal prisión o de libertad, vence el domingo a las 9:30 de la mañana.