Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

Quienes somos?
Últimas noticias
Presas y presos políticos
Acción y mobilización
Fotos
Para contactarnos
Enlace

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

* Denuncia el caso de Mauro Flores y Daniel Iturio  

Piden la presentación de dos detenidos con Miguel Angel Mesino, desaparecidos

 * Difunde la Afadem que en 1995, el hijo del dirigente de la OCSS fue detenido por el Ejército en su comunidad, El Escorpion, en la sierra de Atoyac, y torturado para declararse miembro de un grupo armado

El detenido Miguel Angel Mesino Mesino, hijo del dirigente de la Organización Campesina de la Sierra del Sur (OCSS), Hilario Mesino, demandó la presentación de dos personas que lo acompañaban: Mauro Flores y Daniel Iturio, quienes fueron arrestados con él, y hasta el momento desconoce dónde se encuentran.

Por medio de la Asociación de Familiares de Detenidos Desaparecidos de México (Afadem), Mesino dio a conocer el testimonio de su detención, el domingo pasado en Acapulco, y destacó que se desconoce el paradero de sus acompañantes.

La Afadem denunció los hechos, y promueve el envío de cartas al presidente Vicente Fox, el secretario de Gobernación Santiago Creel, el presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CHDH), José Luis Soberanes, y el procurador general de la República, Rafael Macedo de la Concha, para exigir la presentación de los dos presuntos desaparecidos.

Entre los antecedentes de Miguel Angel Mesino, la Afadem señala, además de sus vínculos familiares con la OCSS, que “hace siete años, en 1995, lo detuvo el Ejército en su comunidad, El Escorpion, en la sierra de Atoyac, y fue torturado para declararse miembro de un grupo armado, sin especificar cuál.

Miguel Angel Mesino, desde el reclusorio de Tecpan de Galeana, donde se encuentra desde el lunes, informó: “Me detuvieron cuando me dirigía a comprar un medicamento para mi niña en Acapulco, iba a acompañado de dos amigos casuales, Mauro Flores y Daniel Iturio, a los dos los detuvieron junto conmigo y a mí me trajeron para acá y de ellos no se nada.

“Me agarraron a las 6 y media, en el centro de Acapulco, por el mercado de artesanías. Me subieron a un vehículo. Yo tenía un compromiso con Daniel Iturio que me iba arreglar unas puertas para mi casa, fui a esa cita y ahí había un operativo”.

Aunque le taparon los ojos, alcanzó a ver que iban como 20 hombres armados con AR-15, que se los llevaron en vehículos. Señala: “A mis compañeros no supe dónde se los llevaron. Pido su presentación porque no sabemos qué les haya pasado.

“Me agarraron, me taparon, me pusieron una franela en la cara, y me dijeron que su misión de ellos era sacarme fuera de la ciudad y matarme porque era la orden que le habían dado era el acuerdo que habían quedado con el que me puso en sus manos, porque hubo una gente que me puso, que ellos no eran saurines para saber si yo iba a ir ahí.

“No supe para dónde me llevaron porque me vendaron, me llevaban a varias casas, me metían allí y sacaban y me llevaban otra, eran casas particulares porque se oían que hablaban niños, me dieron varios golpes me dijeron que me iban a desparecer, que me iban a matar”.

Dice que los supuestos policías que lo detuvieron estaban encapuchdos, y lo tuvieron en varios vehículos y en varias casas, y le tomaban fotos y lo acusaban de ser comandante que dirigía a un grupo de gente que se dedicaba a cuestiones ilícitas a violaciones y asaltos, y de asesinar a su primo Ramiro.

Señala: “Pido la presentación de Mauro y de Daniel. Daniel es de El Camarón según él es herrero, algo que nunca comprobé, incluso la cita que tenía ahí en Acapulco con él era para que mi hiciera un trabajo, el otro muchacho Mauro fue casual que me lo encontrara ahí, él andaba buscando un camión para cambiarse de casa. Si los agarraron porque andaban junto conmigo. “Si recuerdo que en una casa se oían golpes y quejidos, no sé si eran ellos pero si se oía que estaban torturando a alguien”.