Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

Quienes somos?
Últimas noticias
Presas y presos políticos
Acción y mobilización
Fotos
Para contactarnos
Enlace

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

* También que salga el Ejército de San Luis Acatlán

 Exige el CG500 cese al hostigamiento en contra de la Policía Comunitaria

Zacarías Cervantes, corresponsal, Chilpancingo * Dirigentes del Consejo Guerrerense 500 Años de Resistencia Indígena (CG500) exigieron ayer al gobierno federal y estatal que cese el hostigamiento en contra de la Policía Comunitaria, luego de la detención de dos de sus integrantes el 17 de enero pasado en San Luis Acatlán.

Demandaron que salga el Ejército de esa zona, “porque no tiene nada que hacer. La seguridad está garantizada por los policías comunitarios y su papel es otro”.

Los dirigentes del CG500ARI, Cirino Plácido Valerio, Amador Cortés Robledo, Luis Zacarías Quiroz, Gaudencio Mejía Morales y Jesús Reyes Bonifacio acudieron ayer a las oficinas de El Sur en Chilpancingo en donde denunciaron que la detención de los policías comunitarios Evencio Hernández Bautista y Prócoro Torres Ventura “es un acto de prepotencia y abuso de autoridad cometidos por el Ejército en contra de la Coordinadora de Autoridades Comunitaria de La Montaña y Costa Chica”.

Por ello demandaron la libertad inmediata de los dos policías comunitarios detenidos en el camino entre Cuanaxtitlán y Yoloxóchitl cuando resguardaban una camioneta de pasajeros para prevenir asaltos. Los elementos del Ejército les recogieron a los policías comunitarios dos carabinas M-1 que donó a la Policía Comunitaria el ex gobernador Angel Aguirre Rivero.

Los policías comunitarios son acusados por los delitos de portación de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército.

“El Consejo Guerrerense hace un llamado a las autoridades federales y estatales para que de una vez por todas dejen de hostigar a la corporación de seguridad de las autoridades comunitarias”.

También advirtieron que estarán atentos al llamado del Consejo Regional de Autoridades para sumarse a las acciones que tengan que efectuarse “para lograr la liberación de nuestros hermanos indígenas”.

También demandaron la salida del Ejército de esa zona “no tiene nada que hacer allá, la seguridad está garantizada; no hay robos, asaltos ni mucho menos narcotráfico”, dijeron Gaudencio Mejía y Amador Cortés Robledo.

Mejía Morales.

Además dijo que al Gobierno le conviene el funcionamiento de la Policía Comunitaria puesto que no eroga un centavo para su funcionamiento, dijo.

Por su parte Jesús Reyes Bonifacio recordó que la anterior embestida en contra de la Policía Comunitaria ocurrió en febrero del año pasado cuando también elementos del Ejército desarmaron a los integrantes de ese cuerpo policiaco en Pueblo Hidalgo, también del municipio de San Luis Acatlán.