Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

Quienes somos?
Últimas noticias
Presas y presos políticos
Acción y mobilización
Fotos
Para contactarnos
Enlace

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

* Defienden al pueblo, dicen testigos ante el juez

No están fuera de la ley, declaran dos policías comunitarios presos

 Alfredo Mondragón * La defensa jurídica de los dos policías comunitarios de San Luis Acatlán detenidos por una brigada especial del Ejército ayer por la noche presentó ante el juez federal a tres testigos e interrogó a sus defendidos acerca de la creación y función de la Policía Comunitaria, quienes coincidieron que fueron electos por el pueblo.

Por su parte, el alcalde de dicho municipio Genaro Vázquez Solís, dijo que el gobernador René Juárez Cisneros está demostrando un “profundo desconocimiento porque la Policía Comunitaria aquí hace las veces de policía municipal de acuerdo a las facultades que me otorga el artículo 115 constitucional”.

Ayer por la noche se realizó una diligencia ante la juez sexto de distrito, Martha Leticia Muro Arellano, que duró casi dos horas, en Acapulco, donde se encuentran procesados los dos policías comunitarios de San Luis Acatlán detenidos por el Ejército por el delito de portación de armas de fuego, integrado en la causa penal 3/2003.

En la diligencia, la defensa jurídica interrogó a los policías comunitarios Probo Torres Ventura y Evencio Hernández Bautista –detenidos el 17 de enero cuando custodiaban una camioneta del servicio público para prevenir asaltos– para que precisaran algunos detalles con respecto a la forma en que trabajan y la funcionalidad de dicha corporación.

Además, acudieron como testigos el campesino Daniel Hernández García, el comisario municipal Lázaro Felipe y el comisario ejidal Pablo Roberto Hernández, quienes declararon que la Policía Comunitaria fue creada el 15 de septiembre de 1995 porque la asamblea del pueblo así lo determinó para autodefenderse de la delincuencia “ante la poca eficacia de las autoridades para combatir el crimen”.  

Luego los detenidos expresaron que no están al margen de la ley porque las armas se las proporcionó el mismo pueblo e incluso algunas el gobernador Angel Aguirre Rivero, y que tienen como jefe a un comandante, al comisario municipal, a los jefes de seguridad pública y al alcalde en turno. 

Vía telefónica, Genaro Vázquez agregó que Juárez Cisneros “no está gobernando, está en otro lado” y lo invitó a “conciliar y generar, mediante la ingeniería del diálogo, los puentes de entendimiento entre los guerrenses, creo que tiene la obligación moral de unirnos y no desunirnos porque también la Motorizada, la Turística y otras 200 policías, son ilegales”.

El alcalde de San Luis Acatlán indicó que “si fuera por portación de armas prohibidas cualquier ciudadano que camine por la Costa Grande o Tierra Caliente podrá ver a muchos pobladores con cuernos de chivo y AR–15, armas que no tenemos ni queremos tener, nuestra mejor arma es el hombre y la comunidad”.

Genaro Vázquez solicitó al gobernador Juárez Cisneros “sensibilidad política y no sospecha, coordinación, respeto y no el uso arbitrario de la ley; si no es capaz de unir a los guerrenses con la facultad que el voto le dio, nos va a meter en un grave problema de ingobernabilidad en las próximas semanas, pero conozco que es un hombre con capacidad política y encontraremos las vías jurídicas para hacerle un casa a la policía de los pueblos”.