Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

Quienes somos?
Últimas noticias
Presas y presos políticos
Acción y mobilización
Fotos
Para contactarnos
Enlace

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

* Denuncian mixtecos amenazas y allanamiento

 Hostigan a miembros de la OIPMT por el asesinato de un policía judicial

Maribel Gutierrez, Ayutla de los Libres * La ejecución de un policía judicial del estado a machetazos hace más de un año en un camino de la región mixteca de este municipio desató la persecución y hostigamiento contra miembros de la Organización Independiente de Pueblos Mixtecos Tlapanecos (OIPMT), y presuntamente es el origen del asesinato de un joven indígena.

Este viernes estaba citado en la agencia del Ministerio Público de Ayutla el campesino Benito Morales Encarnación, miembro de esa Organización, para que declarara quién mató hace un año, al judicial Enrique Severiano.

El indígena no fue citado legalmente por escrito. Un policía judicial adscrito a la comandancia de Ayutla, de nombre Vicente, el jueves 23 de enero irrumpió en la casa de Benito y se metió a amenazarlo.

El mismo judicial amenazó con desaparecer al subsecretario de la Organización Independiente, Antonio García Albino, a quien en el centro de Ayutla le dijo, un domingo a mediados de diciembre: “Tú mataste a mi compañero Enrique, voy a desaparecerte, voy a desaparecer uno por uno a todos ustedes”. Desde entonces no ha parado el hostigamiento.

Tras la muerte del policía judicial Enrique Severiano, fue asesinado el indígena Ignacio Morales Ramírez, de la comunidad mixteca de Ahuexutla, hijo de Benito Morles Encarnación, ambos miembros de la OIPMT. Se sospecha que el hostigamiento a Benito y a otros miembros de la Organización es para amedrentarlos e impedir que exijan la investigación del asesinato de Ignacio y el castigo a los responsables que probablemente fueron otros policías judiciales.

Al policía judicial del estado, indígena mixteco, Enrique Severiano, lo mataron dos hombres enmascarados en el camino de la región mixteca a la cabecera municipal de Ayutla, arriba de la localidad de San José de la Hacienda.

Los indígenas lo conocían como una persona prepotente, que extorsionaba y cometía abusos de poder contra los campesinos de la región, aprovechando la ventaja que tenía de su origen mixteco y su trabajo en la Policía Judicial del Estado.

El día en que lo mataron bajaba de su pueblo hacia Ayutla, a pie, y en la parada de la camioneta de pasajeros se encontró con Ignacio Morales Ramírez, originario de Ahuaxutla, y en lugar de estar esperando el transporte decidieron caminar por la orilla de la carretera.

Antes de llegar a San José de la Hacienda salieron en el camino dos asaltantes armados con machetes. Sometieron a Ignacio y al judicial, y les pidieron que entregaran el dinero que llevaban. Ignacio forcejeó y escapó corriendo hacia el monte, y los dos enmascarados mataron a machetazos al policía judicial.

Ignacio fue a avisar del asalto y el asesinato del judicial al comisario de San José de la Hacienda, que acudió con su policía y encontró el cuerpo macheteado.

Los policías judiciales compañeros del macheteado señalaron a Ignacio como culpable del homicidio, y después a otros mixtecos de la Organización Independiente.

Al poco tiempo, desconocidos mataron a Ignacio Morales Ramírez, de 21 años, de un disparo de escopeta, cerca de su casa en Ahuexutla.

Este viernes, los miembros de la OIPMT que están amenazados analizaban en Ayutla con sus dirigentes, entre ellos el coordinador, Arturo Campos Herrera, cómo parar la represión que se deriva del asesinato del policía judicial, la prepotencia del policía llamado Vicente, mixteco de la comunidad de Ocote Amarillo, y exigir que se investigue y se castigue a los responsables del asesinto de Ignacio Morales.