Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

Quienes somos?
Últimas noticias
Presas y presos políticos
Acción y mobilización
Fotos
Para contactarnos
Enlace

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

* El alcalde buscará reunirse con el gobernador

 La liberación de policías comunitarios, un acto de justicia: Genaro Vázquez

 Jorge Nava * La juez Sexto de distrito “sentó un precedente” al determinar la liberación de los dos policías comunitarios de San Luis Acatlán la madrugada del sábado, señaló el presidente municipal de San Luis Acatlán, Genaro Vázquez Solís.

Al acudir a la redacción de El Sur en compañía de los dos policías que fueron detenidos el 17 de este mes cuando custodiaban una camioneta del servicio público para prevenir asaltos, Vázquez Solís aceptó que en esta ocasión “la justicia le sirvió a la ciudadanía”.

Contentos, tanto Evencio Hernández Bautista y Probo Torres Ventura, señalaron que ellos sólo cumplen la función de dar seguridad pública en sus comunidades, por lo tanto pidieron a las autoridades que no se les trate de esa manera y, sobre todo, “respeto”.

Al respecto, Vázquez Solís señaló que aún no conocen la determinación de la juez federal, sin embargo recalcó que la liberación de los policías, es para ellos “un día histórico” al sentar el precedente en la historia de la persecución de la policía.

El alcalde habló de que tras la liberación, de inmediato buscará una reunión con el gobernador para discutir las circunstancias por la que trabaja la policía comunitaria ante la “incapacidad” de las autoridades por brindarles seguridad.

En la redacción de El Sur, los policías liberados eran acompañados por el director de Seguridad Pública del ayuntamiento de San Luis Acatlán, Bruno Plácido Valerio, allí Vázquez Solís enumeró las aportaciones legales que hicieron para defender a los policías en el juzgado penal federal sobre la causa penal 3/2003, iniciada por el delito de portación de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército.

Enumeró que entre las pruebas están la denuncia formal del Ejército, la declaración ministerial de los soldados que los detuvo, la fe ministerial, la declaración preparatoria rendida por los dos procesados, un informe rendido por él sobre un acta de asamblea de habitantes de la comunidad de Coanacaxtitlán, de fecha 15 de septiembre de 1995, credenciales expedidas por el ayuntamiento que los acredita como policías comunitarios.

Otros datos entregados a la juez son la relación del concentrado de armas, dos gorras, dos playeras, oficiales y un informe rendido por el director de Seguridad Pública del ayuntamiento municipal, Bruno Plácido.

Recordó los testimonios de los comisarios ejidal y municipal de la comunidad de Coanacaxtitlán, el testimonio de un vecino de la localidad y un dictamen antropológico elaborado por peritos del Instituto Nacional Indigenista (INI).

Otro antecedente entregado como parte de la defensa, es otra acta de asamblea de fecha 19 de enero de este año, donde 800 habitantes de la comunidad de Coanacaxtitlán respaldaron a los policías comunitarios.

Vázquez Solís criticó la acción del Ejército, pues consideró que esto es una provocación a los habitantes marginados que han sido afectados por la caída del precio del café y por el desempleo, y que en lugar de que llegue el gobierno a resolver esa situación, llega el Ejército a quitarles las armas.

Por último, el alcalde dijo que confía en los diputados, quienes “habrán de hacer leyes al respecto”.

No obstante, expresó que la creación de la policía comunitaria obedeció a las violaciones a mujeres y hombres de ese municipio, el clima de inseguridad.

Agregó que también han visto que las policías creadas por el gobierno han sido rebasadas por la delincuencia y se involucran en esos mismos actos.

Por ello, afirmó que las 49 comunidades donde 500 policías comunitarios brindan sus servicios, confían en su policía electa por asambleas en cada una de ellas, así como eligieron a los que la conforman.

Por otro lado el asesor jurídico del ayuntamiento, Francisco Javier Salgado Vázquez reclamó que allí el gobierno no gasta en seguridad de los vecinos de esas comunidades, la ciudadanía de esa región se vio obligada a tomar su propia seguridad.