Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

Quienes somos?
Últimas noticias
Presas y presos políticos
Acción y mobilización
Fotos
Para contactarnos
Enlace

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Atropellos cometidos por el Ejército en dos comunidades me´phaa en 10 días

Durante su estancia de diez días en poblados de la región me’phaa del municipio de Ayutla de los Libres, tropas del 48 Batallón de Infantería del Ejército amenazaron de muerte a los pobladores que se reunieron para exigirles que se retiraran, establecieron un retén y patrullajes que impedían que los campesinos salieran a trabajar, robaron calabazas y frutas, rodearon la casa de una familia que pertenece a la Organización de Pueblos Indígenas Tlapanecos, destruyeron una manguera con la que riegan cultivos de chile y se abastecen de agua varias familias, y se robaron una bomba para fumigar.

Es una lista de daños causados por las tropas en Barranca Tecoani y Barranca de Guadalupe, durante su estancia en la región, del 16 al 26 de enero.

Este domingo, se retiraron más de 200 soldados que estaban en el crucero de Yerbasanta, a unos 3 kilómetros de Barranca Tecoani, unos hacia Ciénega del Sauce y otros por la carretera de terracería hacia la cabecera municipal de Ayutla.

La siguiente es la relación de hechos que se incluyen en la denuncia que presentará ante las autoridades municipales y las comisiones de derechos humanos estatal y nacional la Organización de Pueblos Indígenas Me’phaa (Kambaxo Xuaji Guini Me’phaa).

El 16 de enero, a la una de la tarde, 22 soldados del 48 Batallón de Infantería con sede en Cruz Grande, al mando de un oficial de apellido Gallardo, fueron a la casa de Fortunato Prisciliano Sierra, en Barranca Tecoani, para tratar de llegar a un arreglo y detener la denuncia contra soldados que el 22 de marzo de 2002 violaron a su esposa, Inés Fernández.

En la tarde, los soldados pusieron su campamento en el centro de Barranca Tecoani, sin autorización de la comunidad.

El 17 de enero, a las 7 de la mañana se juntaron 17 personas de la comunidad, entre ellas tres mujeres, para exigirl a los soldados que abandonaran la comunidad.

Los soldados se burlaron de los indígenas, los encañonaron con fusiles y trataron de golpear con ellos a Fortunato Prisciliano Sierra, Miguel Castro Cruz y Doroteo Castro Cruz. La joven Andrea Eugenio Manuel, de 20 años, se puso frente a sus compañeros para impedir que los golpearan.

En el campamento, los militares tenían calabazas y frutas que habían robado de unas huertas en la comunidad.

Doce horas después, cerca de las 7 de la noche, los soldados amenazaron a los indígenas, poco antes de retirarse: “Vamos a regresar a matarlos a todos ustedes, mañana o pasado vamos a regresar y a todos ustedes vamos a partirles su madre”.

Por otro camino llegaron siete camiones del 48 Batallón con unos 200 militares.

La mañana del 18 ya estaban unos 80 efectivos en Barranca Tecoani, encabezados por el comandante Melitón Flores.

La gente de cinco comunidades me’phaa (Caxitepec, Barranca Bejuco, Ciénega del Sauce, Barranca Tecoani y Barranca de Guadalupe) se organizó para pedirles que se fueran.

Los soldados amenazaron, encañonaron y tomaron fotos y video de los indígenas que fueron a pedirles que se fueran.

En el campamento había calabazas que se robaron de una huerta. Se quedaron a dormir en el campamento y el domingo 19 se retiraron.

El 19, como a las 11 de la mañana, dos helicópteros del 48 Batallón aterrizaron a 200 metros de la casa de Fortunato Prisciliano, y llegaron más de 100 militares en 15 camiones que pusieron un campamento en el crucero de Yerbasanta.

El domingo 20 en la tarde, en un retén en ese lugar los soldados revisaron y amenazaron al señor Alberto Castro Dircio, y le robaron 100 pesos.

El miércoles 22 de enero, soldados entraron a Barranca de Guadalupe, llegaron a la casa de una familia fundadora de la Organización de Pueblos Indígenas Me’phaa, y la rodearon. A la señora Petra Manuel Modesta, mamá de Otilia y Andrea, dos activistas de la Organización, le pidieron tortillas, pero ella no les dio nada y les exigió que se fueran.

Los soldados cortaron la manguera con la que esa familia y otras toman agua del pozo para beber y para el uso doméstico, y también cortaron y se llevaron las mangueras y los rehiletes que el señor Cayetano Manuel tenía para regar sus cultivos de chile. También se robaron una bomba para fumigar.

En la tarde se fueron los soldados de Barranca de Guadalupe, y patrullaron por Barranca Tecoani.

El domingo 26 salieron las tropas del crucero de Yerbasanta, en la región me’phaa de Ayutla. (Maribel Gutiérrez)