Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

Quienes somos?
Últimas noticias
Presas y presos políticos
Acción y mobilización
Fotos
Para contactarnos
Enlace

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

* Pedirán la intervención del alcalde de Ayutla

 Acuerdan indígenas me’phaa de cuatro comunidades exigir la salida del Ejército

 * Tras los atropellos en Barranca Tecoani y Barranca de Guadalupe, efectivos militares llegaron este miércoles a Caxitepec, informa la Organización de Pueblos Indígenas Me’phaa

La Organización de Pueblos Indígenas Me’phaa acordó en una asamblea en la comunidad de Barranca Tecoani, municipio de Ayutla de los Libres, demandar al presidente municipal, Cutberto Quiñones, que exija la salida del Ejército de la región indígena, y denunciar ante las autoridades los delitos de robo, amenazas intento de golpes e intento de homicidio cometidos por soldados del 48 Batallón de Infantería, del 16 al 19 de enero, en esa localidad y en Barranca de Guadalupe.

Además, indígenas de esas comunidades y la organización (Kambaxo Xuaji Guini Me’phaa) a la que pertenecen, enviaron este lunes una queja a la Comisión Nacioal de Derechos Humanos (CNDH) por los atropellos cometidos por efectivos del Ejército en los últimos días, desde el 16 de enero, cuando llegaron a Barranca Tecoani y presionaron a Fortunato Prisciliano Sierra para que su esposa, Inés Fernández Ortega, que el 22 de marzo del año pasado fue violada por soldados, retirara la demanda y llegaran a un acuerdo “para que ya no siga el problema”.

Por medio de los abogados del Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan, los indígenas de cinco comunidades que se reunieron en asamblea este martes (Barranca de Guadalupe, Barranca Tecoani, Barranca Bejuco, Ciénega del Sauce y Caxitepec), presentarán una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos CNDH y una denuncia penal contra los soldados del 48 Batallón que intentaron golpear a los indígenas Fortunato Prisciliano Sierra, Miguel Castro Cruz y Doroteo Castro Cruz, cuando participaron en una comisión de 17 personas, el 17 de enero que acudió a un campamento militar en el centro del pueblo, para exigir la salida inmediata de los soldados, y con palos persiguieron a los soldados durante casi 12 horas hasta asegurarse de que abandonaran el pueblo y estuvieran en el camino de regreso al cuartel.

Los abogados de Tlachinollan, que escucharon los testimonios de los indígenas afectados por la presencia de los soldados, plantearon que denunciarán también el delito de robo contra el señor Alberto Castro Dircio, a quien los soldados le robaron 100 pesos cuando lo revisaron en un retén militar en el crucero de Yerbasanta, el domingo 19.

También, la señora Petra Manuel presentará una denuncia por robo y destrucción de mangueras y de rehiletes que varias familias de Barranca de Guadalupe usan para el consumo doméstico y para regar sus cultivos de chile.

En la asamblea se presentó también el testimonio del campesino Ramón García, de Barranca Tecoani, a quien los soldados amenazaron de muerte para obligarlo a abandonar su parcela, ubicada muy cerca del lugar donde la tropa estableció su campamento.

Relató que el 19 de enero se encontraba en su parcela donde siembra maíz, con su esposa, y a unos 300 metros de distancia ese día los militares pusieron un campamento. Estaba cosechando mazorca, cuando llegaron a la parcela cuatro soldados apuntándole con armas largas, y le dijeron al campesino que lo iban a matar. La mujer aterrorizada corrió para alejarse de los soldados, y éstos se quedaron apuntando sus fusiles contra el campesino, quien poco después también corrió, y los soldados fueron tras él, correteándolo más de 60 metros, amenazándolo con las armas.

Ramón García dejó en la parcela tiradas las mazorcas que había recogido en su huilili, una canasta que los indígenas se cuelgan a la espalda para recoger la cosecha.

El indígena y su esposa se encerraron en su casa por temor a que los soldados cumplieran las amenazas de muerte, y perdieron diez días de trabajo, y las mazorcas que ya habían cosechado. Salieron el martes 28, para asistir a la asamblea en la que dieron a conocer lo ocurrido.

Los abogados de Tlachinollan plantearon que analizarán si procede presentar una denuncia por las presiones de los soldados contra Fortunato Prisciliano Sierra, a quien buscaron en su casa y con insistencia y presiones le propusieron que llegaran a un arreglo sobre la denuncia por la violación de su esposa.

Siguen las tropas en la región

Miembros de la Organización de Pueblos Indígenas Me’phaa informaron que este miércoles a las 6 de la tarde llegaron más de 20 soldados a Caxitepec, en la misma región indígena de Acatepec, colindante con Ayutla.

Dijeron que los indígenas temen que los militares cometan atropellos, como lo hicieron en días pasados en las comunidades vecinas de Barranca Tecoani y Barranca de Guadalupe.

Informaron que hasta el miércoles en la noche, los soldados sólo habían bajado de su campamento a Caxitepec para hacer compras en las tiendas.

Señalaron que pedirán que las tropas salgan de la comunidad, con base en el acuerdo que tomaron indígenas de cinco comunidades de Ayutla y Acatepec en la asamblea en Barranca Tecoani este martes.

Para respaldar el acuerdo de la asamblea, la Organización Independiente de Pueblos Mixtecos Tlapanceos (a la que pertenece la Organización de Pueblos Indígenas Me’phaa) acordó que representantes de las comunidades mixtecas acudirán con sus compañeros me’phaa (tlapanecos) a hablar con el alcalde de Ayutla este domingo.

Informaron que en la región mixteca del mismo municipio hasta ayer se encontraban tropas del Ejército cerca de la comunidad de Ojo de Agua. (Maribel Gutiérrez)