Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

Quienes somos?
Últimas noticias
Presas y presos políticos
Acción y mobilización
Fotos
Para contactarnos
Enlace

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Exigen parar los asesinatos de los sobrevivientes de Aguas Blancas

 * Culpan al grupo de Figueroa y paramilitares * Se entrevistan vecinos de Atoyaquillo y el abogado José Sánchez con Marcelino Miranda * El miércoles advertieron de amenazas, y un día después asesinaron a Felipe Ayala, manifiestan

 Zacarías Cervantes, corresponsal, Chilpancingo  * El abogado de los deudos de la masacre de Aguas Blancas, José Sánchez, demandó ayer en una reunión con el secretario general de Gobierno, Marcelino Miranda Añorve, el cese de la represión a los sobrevivientes y familiares de las víctimas de esa masacre y en entrevista previa responsabilizó al ex gobernador Rubén Figueroa del asesinato del sobreviviente Felipe Ayala Arreola.

Antes de su encuentro con el secretario de Gobierno, José Sánchez informó que con Ayala Arreola, suman 17 campesinos de la Organización Campesina de la Sierra del Sur (OCSS), sobrevivientes de la masacre de Aguas Blancas y familiares de las víctimas asesinados después del 28 de junio de 1995 cuando fueron asesinados 17 campesinos de la OCSS por policías Motorizados del estado.

El abogado José Sánchez responsabilizó de la represión a los sobrevivientes y familiares de las víctimas al ex gobernador Rubén Figueroa, el ex secretario de Gobierno, Rubén Robles, al senador  Héctor Vicario, al ex director de la Policía Judicial, Gustavo Olea Godoy y al ex director de Seguridad Pública del estado, Rosendo Armijo de los Santos.

Las viudas, familiares y sobrevivientes de la masacre del 28 de junio de 1995 denunciaron en un plantón y bloqueo en esta capital el miércoles de la semana pasada que algunos de los sobrevivientes y familiares de las víctimas eran perseguidos por agentes de Gobernación y presuntos paramilitares y al día siguiente, el jueves, fue victimado de cuatro balazos cerca del panteón municipal de Coyuca de Benítez, el sobreviviente Felipe Ayala Arreola.

“Nosotros advertimos y pedimos la intervención del gobierno del estado para que se investigara a esas gentes, pero no nos hicieron caso y ahí están las consecuencias”, dijo ayer José Sánchez.

Denunció que los agentes de Gobernación y paramilitares están vinculados con el grupo político del ex gobernador Rubén Figueroa “quien pretende impedir que sigamos exigiendo justicia a los familiares de las víctimas de la masacre del 28 de junio y se sienten desesperados ahora que la Fiscalía Especial de los Movimientos Políticos y Sociales del Pasado ha declarado que se reabrirán las investigaciones”.

Durante el ingreso de José Sánchez al Palacio de Gobierno para entrevistarse con el secretario de Gobierno Miranda Añorve, hubo empujones y forcejeos con policías del estado que resguardaban el inmueble, luego de que uno de ellos pretendió impedir paso al abogado.

Al salir del inmueble Sánchez Sánchez aseguró que el único tema que trató con el secretario de Gobierno fue la exigencia de que se investigue a fondo el asesinato de Felipe Ayala Arreola y que cese el clima de represión y hostigamiento en contra de los sobrevivientes y los familiares de las víctimas de la masacre de Aguas Blancas.