Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

Quienes somos?
Últimas noticias
Presas y presos políticos
Acción y mobilización
Fotos
Para contactarnos
Enlace

* Cumplen 16 días de ayuno y nadie se interesa

Poca voluntad del gobierno para atender sus demandas, denuncian presos políticos

 * Presentan malestares estomacales, mareos, dolores de cabeza y calambres

 Zacarías Cervantes, corresponsal, Chilpancingo * Los tres presos políticos del penal de esta capital que se encuentran en huelga de hambre desde hace 16 días, insistieron ayer en que hay poco voluntad política del gobierno estatal y del Congreso local para atender sus demandas y advirtieron que continuarán con su movimiento hasta sus últimas consecuencias.

Miguel Angel Mesino, miembros de la Organización Campesina de la Sierra de Sur (OCSS) y procesado por el delito de homicidio, Tomás de Jesús Barranco sentenciado a 40 años de prisión por rebelión, sedición y motín y a quien se vincula con el Ejército Popular Revolucionario, así como Isabel Fernández Gómez, integrante de la Organización de Pueblos y Colonias de Guerrero (OPCG), sentenciada a cuatro años por portación de arma, ofrecieron ayer una conferencia de prensa donde denunciaron que a 16 días de que inició su ayuno nadie del gobierno del estado o del Congreso local ha acudido a atender sus demandas.

Las peticiones de los tres reclusos son reformas a la ley de amnistía para que puedan recobrar su libertad, la revisión de sus expedientes, el regreso a los penales de Guerrero de los presos que se encuentran en otros reclusorios del país y seguimiento a las masacres del Vado de Aguas Blancas y de El Charco, así como castigo a los responsables, principalmente al ex gobernador Rubén Figueroa Alcocer.

Los tres presos en huelga, con el semblante demacrado, expusieron que a consecuencia de los 16 días de ayuno han empezado a tener malestares estomacales, mareos, dolores de cabeza y calambres.

Y es que al iniciar su movimiento sólo bebían agua y sólo últimamente comenzaron a consumir también miel y dulces.

Ayer el director del penal, autorizó que los tres presos en ayuno salieran a una de las rejillas de los juzgados para que ahí tuvieran el encuentro con los representantes de los medios de comunicación.

Isabel Fernández Gómez denunció que a 16 días en huelga de hambre se ha evidenciado la falta de voluntad de parte del gobierno estatal y de los diputados del Congreso local porque nadie ha acudido a atender sus demandas.

Mientras tanto, Miguel Angel Mesino a través de un escrito que entregó a los reporteros señala que su demanda de reformas a la ley de amnistía es justa, toda vez que la actual, que fue producto de otra huelga de hambre anterior realizada por otros presos, “sólo benefició a personas del mismo sistema y ha sido un simulacro”.

Y es que señala que la actual ley “no nos beneficia porque en su artículo primero sólo contempla cuatro delitos; motín, rebelión y conspiración”.

Señala que mientras no se reforma dicha ley ellos no podrán ser beneficiados, “porque en mi caso se me fabricó un delito como a muchos”. Agrega que el gobierno “quiere perjudicarnos como familia Mesino ya que muchos de mi familia han sido perseguidos y desaparecidos”.

Mesino señala que la los últimos hechos de represión en contra de su familia, es precisamente su detención, señala que durante su detención le preguntaron por armas y por Zohelio Chávez, Patricio Barrientos, Lalo Durán e Hilario Mesino, su padre, “dijeron (quienes lo detuvieron) que ellos tenían relación con la guerrilla y que les dijera dónde estaban”.

Por su parte, Tomás de Jesús Barranco, reconoció de entrada que en su caso definitivamente no podría recobrar su libertad con una ley de amnistía local pero que permanece en huelga en solidaridad con sus compañeros. Indicó que el sólo se encuentra en espera de respuesta a la intervención de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) quien ha pedido a las autoridades estatales que revisen su caso.