Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

Quienes somos?
Últimas noticias
Presas y presos políticos
Acción y mobilización
Fotos
Para contactarnos
Enlace

* El relator de la ONU pide atención del gobierno  

Grave y seria, la violación a derechos humanos de indígenas: Stavenhagen

 * Represión del Ejército, conflcitos agrarios no resueltos y el caso de la Policía Comunitaria, entre las quejas

 Zacarías Cervantes, corresponsal, Tlapa * El relator especial de la ONU para los derechos humanos de los indígenas, Rodolfo Stavenhagen, consideró “grave y seria” la violación a los derechos humanos de los indígenas de Chiapas, Oaxaca, Guerrero y Chihuahua por lo que adelantó que en breve el organismo internacional enviará una recomendación al gobierno mexicano sobre el particular.

El funcionario de la ONU visitó el sábado la ciudad de Tlapa acompañado por la representante de la oficina para asuntos indígena de la Presidencia de la República, Xóchitl Gálvez, quienes al filo del medio día arribaron a esta localidad a bordo de un helicóptero puma de la Fuerza Aérea Mexicana.

Stavenhagen se reunió en el auditorio municipal con dirigentes de organizaciones indígenas, sociales, organizamos no gubernamentales de derechos humanos que participaban en un foro en el noveno aniversario de la creación del Centro de Derechos Humanos de La Montaña (Tlachinollan) y posteriormente, en privado, recibió en las instalaciones de la diócesis testimonios de violaciones a los derechos humanos en los pueblos indígenas, mixtecos, tlapanecos, nahuas y amuzgos.

El relator escuchó cerca de 12 testimonios de violaciones a derechos humanos, entre ellas masacres, violaciones sexuales a indígenas por parte de militares, hostigamiento y persecuciones a dirigentes indígenas, conflictos agrarios sin resolver que desembocan en enfrentamientos violentos y hasta la falta de servicios públicos que el gobierno está obligado a proveerles.

Durante su encuentro en privado con dirigentes indígenas, escuchó por ejemplo el relato de Erika Zamora Pardo, sobreviviente de la masacre de El Charco, municipio de Ayutla, sobre las ejecuciones por militares indígenas mixtecos el 7 de junio de 1998.

El dirigente de la Organización Independiente de Pueblos Mixtecos y Tlapanecos, Arturo Campos Herrera, denunció también la persecución, el hostigamiento y la vigilancia permanente que padecen las organizaciones indígenas de los municipios de Ayutla y Tecoanapa. Como parte de este hostigamiento que sufren los mixtecos y tlapanecos de esa región habló de la violación a tres mujeres indígenas por parte de personal del Ejército Mexicano y cuyos casos siguen impunes.

Mientras tanto, Cirino Plácido Valerio, miembro de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias de la Montaña y Costa Chica denunció la persecución y el hostigamiento que sufre los integrantes de la Policía Comunitaria desde el año 2000 por el Ejército Mexicano y autoridades estatales.

La persecución incluye detenciones arbitrarias por agentes de la Policía Judicial y el Ejército, el desarme de sus integrantes avalados por los pueblos indígenas, así como el ultimátum que les dio el gobierno estatal y federal el 23 de marzo del 2002 para desarmar y detener a los integrantes de la Policía Comunitaria en caso de que no entreguen sus armas.

Un grupo de indígenas de Acatepec denunció también la falta de solución a conflictos agrarios por parte de los gobiernos federal y estatal y que mantienen en riesgo permanente a comuneros de los municipios de Zapotitlán Tablas y Acatepec.

Motivo de denuncia, fue, asimismo, la falta de servicios públicos, como camines, escuelas, centros de salud y hospitales.

Entrevistado al término de su reunión, el relator especial de la UNU dijo que sus primeras impresiones de las denuncias que escuchó en Guerrero es que hay preocupación por los abusos a los derechos humanos vinculados sobre todo a conflictos agrarios y mala administración de justicia.

Por ello adelantó que una de las recomendaciones que emita será para que se le dé atención a los llamados “focos rojos” para irlos resolviendo y que se creen instancias como mesas de diálogo para resolver problemas y conflictos “que tienen mucho tiempo, no son de ayer ni de anteayer y sin embargo la gente se sigue matando a veces, cada vez que abrimos un periódico hay noticias sobre conflictos en Guerrero, en Oaxaca y en Chiapas”.

Opinó que por ello es necesario que haya instancias de negociación “y que las autoridades tomen estas cuestiones realmente muy a pecho no como una cosa secundaria”.

En cuanto a las denuncias que recibió sobre violaciones a los derechos humanos cometidas por elementos del Ejército mexicano, como las masacres y violaciones sexuales a indígenas, el relator no quiso abundar más, “he recogido los testimonios y voy a analizarlos”, sin embargo aseguró que se van a realizar las recomendaciones con base a los testimonios y las quejas que nos han llegado”.

Rodolfo Stavenhagen dijo que la situación sobre las violaciones a los derechos “es grave y seria” en todo el país, “cada pueblo indígena tiene sus problemas especiales y tiene problemas serios que enfrentar, a veces son de una índole y a veces de otra, pero en términos generales podemos decir que hay violaciones generalizadas de derechos humanos de los pueblos indígenas en el país que se expresan de diferente manera y que requieren atención urgente por parte de las autoridades”.

Indicó que “un tema que merece especial atención” es la administración de justicia, pero dijo que “todo esto es parte de una primera impresión que me llevo y que estará reflejada en el informe y en la recomendación”, dijo.

Y con respecto a lo que ha encontrado en otros estados del país que ha visitado, como Chiapas, Oaxaca y Chihuahua, dijo que ha recogido muchos testimonios, “mucha información con respecto a diferentes tipos de problemas, conflictos agrarios, problemas de administración de justicia, desplazados por la violencia, marginación de las mujeres y los niños, falta de servicios como educación, salud, caminos, seguridad.

Dijo que en todas partes hay quejas y denuncias sobre las violaciones a los derechos humanos; tanto violaciones individuales como violaciones colectivas de y que con base a toda esta información redactará su informe para la Comisión de Derechos Humanos de la ONU, “informe que será turnado a las autoridades mexicanas con recomendaciones específicas”, adelantó.

“Me han entregado mucho material y lo voy a analizar con cuidado antes de hacer cualquier juicio o conclusión”, dijo ya para despedirse de los reporteros.