Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

Quienes somos?
Últimas noticias
Presas y presos políticos
Acción y mobilización
Fotos
Para contactarnos
Enlace

 

 

 

 

 

Condenan a 35 años a Padilla y Villamar por el secuestro de un empresario tixtleco

 Jorge Nava

A los procesados por el secuestro del empresario Raúl Astudillo García, cometido el 17 de julio de 2000, Ismael Padilla Nava y Azucena Villamar Pasión, se les informó que el juez de Tixtla los condenó a 35 años de prisión y a pagar una multa de 44 mil 145 pesos.

Raúl Astudillo fue liberado el 20 de septiembre de 2000 por sus plagiarios, luego de dos meses y diez días de haber permanecido secuestrado. Su rapto se efectuó el 11 de julio de ese año, cuando conducía su camioneta en el entronque al poblado de Apango, municipio de Tixtla.

El viernes 28 de julio de 2000, policías judiciales detuvieron a Azucena Villamar Pasión, a su suegra Balbina Alonso Calixto y a su esposo, Antonio García Alonso –éste último está desaparecido–, por lo que la Organización de Pueblos y Colonias de Guerrero (OPCG) exigieron su inmediata presentación. Ese día, doña Balbina Alonso fue liberada a las 2 de la tarde.

El entonces procurador de Justicia y ahora subprocurador B de la Procuraduría General de la República (PGR), Carlos Javier Vega Memije, presentó el lunes 31 de julio a Antonio García Alonso y a su esposa Azucena Pasión Villanueva, como participantes en el secuestro del empresario.

El miércoles 2 de agosto de ese año, Vega Memije afirmó que el Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente (ERPI) participó en el secuestro, y ese día presentó a Ismael Padilla Nava –hermano de Felícitas Padilla Nava, quien en octubre de 1999 fue aprehendida con su esposo Fenando Gatica Chino, en una presunta casa de seguridad del ERPI en la colonia del PRD, en Chilpancingo, y ambos están en el penal de Alomoloya de Juárez, estado de México.

Según Vega Memije, Ismael Padilla fue detenido el viernes 28 de julio en la Autopista del Sol Cuernavaca-Acapulco, luego de haber recogido un millón 250 mil pesos de rescate que le dieron los familiares de Raúl Astudillo.

Por exhorto, ayer el primer secretario de Acuerdos del Juzgado segundo penal, Luis Silvestre Luna Sánchez, les dijo a los reclusos la decisión de la juez mixto Norma Sanny Alfaro Zapata.

Asimismo se les dijo que sus abogados apelarán la sentencia de la juez, en la Sala Penal.

Ismael Padilla consideró que por cuestiones políticas fueron sentenciados, pues recordó que durante el proceso, el agraviado acudió al juzgado y en ningún momento “me señalaron, ni Azucena”, indicó.

Explicó que el candidato por el PRI a gobernador, Héctor Astudillo Flores, es sobrino del agraviado, por eso consideró que “hay línea” para mantenerlos en la cárcel porque los relacionan con grupos armados.

Agregó que el 20 de abril asesinaron a su hermano, acribillado, Heriberto Padilla Nava, quien trabajaba como chofer de una camioneta de materiales.

Dijo que sus familiares le contaron que lo mataron a las 2:30 de la tarde, “por eso se ve que el móvil es político”, dijo.

Añadió que no contar con dinero contribuyó para que hubiera esa resolución, pues explicó que en el caso de Azucena Villamar la defiende un abogado que le envió el PRD de Chilpancingo, y en su caso lo defiende el defensor de oficio adscrito al juzgado mixto con sede en Tixtla.