Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

Quienes somos?
Últimas noticias
Presas y presos políticos
Acción y mobilización
Fotos
Para contactarnos
Enlace

 

 

 

Hacían pintas por la libertad de los presos políticos

Intentan detener a un manifestante de la OCSS; lo impiden sus compañeros

 * El alcalde, Germán Adame, ofreció disculpas, y se comprometió a apoyar con tres autobuses su traslado a Chilpancingo

 Francisco Magaña, corresponsal, Atoyac Un conato de violencia se suscitó ayer entre policías preventivos municipales y militantes de la Organización Campesina de la Sierra del Sur (OCSS) que participaban en una manifestación de apoyo a la huelga de hambre de presos políticos.

Los policías urbanos intentaron llevarse por la fuerza al hermano de la dirigente de la OCSS, Rocío Mesino, Juan Carlos Mesino, cuando los militantes de la OCSS pintaban en la fachada del Palacio Municipal sus demandas como “libertad de presos políticos”, “Aguas Bancas no se olvida”, “el color de la sangre jamás se olvida”.

La dirigente de la OCSS llegó al Palacio Municipal de Atoyac a las 11 de la mañana, con más de medio centenar de agremiados de su organización, que procedieron a pintar la fachada del inmueble y bardas, en su mayoría de la colonia 18 de Mayo.

Rocío Mesino informó que la acción responde a un plan de organizaciones sociales, que se manifestaban simultáneamente en varios municipios.

Dijo que la protesta es porque el gobierno no ha respondido a los presos políticos que están huelga de hambre en el penal de Acapulco desde el 23 de febrero.

Informó que este martes se sumarán a la huelga de hambre tres presos en Chilpancingo: su hermano Miguel Angel Mesino, Alfredo Barragán Rentería y Fidel García Ramírez.

Consideró injusto que el gobierno no dé respuesta a los presos en huelga de hambre en Acapulco, que yo están en situación grave, y Gerónimo Hernández Refugio se ha desmayado varias veces y David Molina presenta calambres.

Informó que este martes se manifestarán en Chilpancingo, para exigir la libertad de los presos políticos.

Los manifestantes subieron al Palacio Municipal y se plantaron frente a la oficina del alcalde, Germán Adame, quien en esos momentos no se encontraba.

Entonces, dijeron al secretario de Gobierno, Lucio Galeana Flores, que esperaban 10 minutos para que los atendieran, de lo contrario pintarían su privado.

Subieron cuatro policías y después llegaron otros diez que se formaron en círculo y pretendieron llevarse a Juan Carlos Mesino quien tenía en su manos un bote de pintura en spray.

La situación generó un zafarrancho cuando los preventivos se llevaban a Mesino y los manifestantes trataban de impedirlo; en la acción dos mujeres fueron tiradas al piso a empujones y entró Rocío Mesino a defender a su hermano, lo que provocó jaloneos durante casi cinco minutos entre policías y manifestantes.

La situación fue controlada por Lucio Galeana Flores y la secretaria de Economía, Elizabeth Maya Paco.

El secretario de Gobierno bajó a los policías, y les preguntaba quién los había enviado y respondían que nadie.

Los campesinos pintaron en la sala de espera su exigencia de libertad a los presos políticos.

Minutos después llegó el alcalde quien los recibió en su privado junto con el síndico Juan Méndez Mejía.

Adame Bautista criticó la acción policiaca y dijo que nunca ha sido esa la línea de su gobierno.

Rocío Mesino dijo a Adame que la acción policiaca es una muestra de que su gobierno era insensible.

El alcalde se disculpó de la actitud de los policías y sostuvo que los diez preventivos serán sancionados.

Se comprometió a responder a su demanda de apoyo, consistente en tres autobuses para trasladarse a Chilpancingo a un foro sobre la Ley de Amnistía.