Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

Quienes somos?
Últimas noticias
Presas y presos políticos
Acción y mobilización
Fotos
Para contactarnos
Enlace

 

* Fue demanda de familiares y organizaciones

 Regresa Angel Guillermo Martínez de Puente Grande al penal de Acapulco

 Alfredo Mondragón * Después de tres años y cuatro meses de haber estado en el penal de máxima seguridad de Puente Grande, Jalisco, el preso perredista Angel Guillermo Martínez González, acusado de la muerte del hijo del diputado del mismo partido Marco Antonio López García y de presuntos vínculos con el Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente (ERPI), fue trasladado de regresó al penal de Acapulco, ayer por la tarde.

Angel Guillermo Martínez fue detenido por agentes de la Policía Judicial del Estado y está bajo proceso penal por el atentado a Marco Antonio López, en el que murió su hijo Marco Antonio López Hernández, ocurrido el 4 de octubre de 1999 y fue sentenciado por acopio de municiones presuntamente propiedad del ERPI.

Martínez González fue parte de un grupo de seis presos políticos que fueron trasladados al penal de Puente Grande Jalisco el 6 de noviembre de 1999 por instrucciones del gobierno del estado bajo el argumento de que estaban planeando un motín de reos con el objetivo de fugarse.

En ese grupo también iba su esposa, Virginia Montes González; los sobrevivientes de la masacre de El Charco también acusados de pertenecer al ERPI, Efrén Cortés Chávez y Ericka Zamora Pardo; el dirigente de la Organización Campesina de la Sierra del Sur, Benigno Guzmán Martínez y el dirigente del Frente de Organizaciones Democráticas del Estado de Guerrero (FODEG), Bertoldo Martínez Cruz, todos liberados algunos porque cumplieron sentencias.

Desde el traslado de los seis presos políticos, sus familiares y las organizaciones sociales y políticas a que pertenecen demandaron con insistencia su regreso a Acapulco. desde junio de 2002, del grupo de los seis que fueron trasladados sólo quedaba Angel Guillermo Martínez en el penal de máxima seguridad.

Ayer, Angel Guillermo Martínez llegó al penal de Las Cruces, en Acpulco, ayer a las 16:05 horas a bordo de una camioneta Suburban color blanco, vidrios polarizados custodiada por ocho efectivos de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) de la Procuraduría General de la República (PGR).

El dirigente del FODEG, Bertoldo Martínez Cruz, informó que se percató de la llegada de Angel Guillermo Martínez porque ayer acudió a visitar a los seis presos políticos que suspendieron la huelga de hambre y dijo que sólo alcanzó a gritar: “Estamos luchando por tu libertad, no te preocupes te vamos a sacar”.

Bertoldo comentó sobre Martínez González: “Violaron sus derechos humanos, lo torturaron, ellos (con su esposa) fueron trasladados ilegalmente a tres semanas de haber ingresado al penal de Acapulco, aún cuando no estaban sentenciados”.