Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

Quienes somos?
Últimas noticias
Presas y presos políticos
Acción y mobilización
Fotos
Para contactarnos
Enlace

 

* Están incomunicados y legalmente desaparecidos: Tlachinollan

Detienen agentes federales a seis campesinos en Ayutla y Tecoanapa

* La Codehum confirmó la detención en la PGR de dos: Guadalupe Hernández y Concepción Ramírez, ambos perredistas * Se desconoce de qué los acusan * Presuntamente interviene la UEDO en detenciones y cateos

Zacarías Cervantes, corresponsal, Chilpancingo * Policías de la Agencia Federal de Investigación (AFI), detuvieron ayer a los campesinos perredistas Guadalupe Hernández Arizmendi, en La Unión, municipio de Ayutla, y Concepción Ramírez Ramírez, en Tecoanapa, y presuntamente los trasladaron a la ciudad de México, a la Unidad Especializada en Delincuencia Organizada (UEDO) de la PGR, sin que hayan informado oficialmente de qué los acusan.

Por la noche, el Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan informó, de acuerdo a repoirtes de familiares de los detenidos, que son al menos seis los arrestados por agentes de la AFI en Tecoanapa y Ayutla la mañana de ayer, y además de los dos dio un tercer nombre, de Inés Jiménez, de Tecoanapa.

El director de ese Centro, Abel Barrera, denunció que los detenidos están incomunicados, y dijo que legalmente están desaparecidos, pues no los han presentado ni han informado de qué se les acusa. Por eso, manifestó su temor de que mediante torturas los traten de involucrar en cualquier delito, como ha ocurrido en otros casos.

El dirigente del Frente de Organizaciones Democráticas del Estado de Guerrero (FODEG), Bertoldo Martínez Cruz, manifestó su temor de que la PGR trate de involucrar a los campesinos con el Ejército Popular Revolucionario (EPR).

Recordó que a Guadalupe Hérnández, indígena mixteco, de 52 años, hace seis años lo acusaron de pertenecer al EPR, y el Ejército cateó su casa y su vivero pero no encontró las supuestas armas que buscaba, en tanto que a Concepción Ramírez, de 65 años, también en esa época se le trató de involucrar con grupos armados.

Por otra parte, fuentes extraoficiales de Gobernación estatal dijeron que agentes de la UEDO catearon dos supuestas casas de seguridad, en Acapulco y Coyuca de Benítez, la noche del martes y la mañana de ayer. Se desconoce si estos hechos tienen relación con las detenciones de los dos campesinos en la Costa Chica, en vista de que en los dos casos aparecen agentes de la UEDO.

En Chilpancingo, el dirigente del FODEG, Pedro Nava, presentó la denuncia de la detención de Guadalupe Hernández, y luego la de Concepción Ramírez, a la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos (Codehum), pues inicialmente el primero fue reportado como desaparecido.

Por la tarde, el visitador general de la Codehum, Hipólito Lugo Cortés, confirmó por medio de una llamada telefónica a las oficinas de la PGR en la ciudad de México la detención de los dos campesinos, pero no se informó los motivos.

El director del Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan, Abel Barrera Hernández, informó anoche que se sabe por lo menos de seis detenidos en Tecoanapa y Ayutla, por agentes federales de investigación, pero no se pudo confirmar si son de la UEDO o de una unidad antisecuestros.

Dijo que familiares de los detenidos que ayer llegaron a la ciudad de México, a la dirección que dieron los agentes que se los llevaron, en la calle de López, donde hay una oficina de la PGR, informaron que en ese lugar niegan que estén ahí sus familiares.

El hijo de Guadalupe Hernández, Florentino Hernández Luna, acudió por la tarde a presentar la denuncia de la desaparición de su papá a la agencia del ministerio Público de Ayutla, y el agente se negó a recibirla, dijo que ese asunto lo estaban viendo en otro lado, que fuera a Chilpancingo, y le comentó que había otros cuatro detenidos de Tecoanapa.

El FODEG informó, con base en la informaciónproporcionada por la familia de Guadalupe Hernández Arizmendi, que fue sacado de su domicilio a las 6:30 de la mañana, por 50 policías de la AFI que iban fuertemente armados, llevaban también cámaras de video y fotográficas con las que filmaron y tomaron fotografías a la casa del indígena.

El grupo de hombres y mujeres armados llegaron en tres vehículos chicos y en tres Suburban, según denunció la esposa de Guadalupe Hernández, Angela Luna Gómez, quien vio cuando llegaron mientras barría su patio.

“Guadalupe todavía estaba dormido, lo despertaron y al momento lo tiraron al piso todavía con ropa interior”, narró la esposa. Agregó que también los presuntos agentes impidieron salir a su hija Rosa Elba Hernández Luna de 13 años de edad quien a esa hora se arreglaba para irse a la escuela secundaria.

La mujer denunció también que los desconocidos registraron hasta en su refrigerador y de un cajón de madera sacaron y se llevaron documentos familiares.

Indicó que cuando ya se llevaban a su marido les pidió acompañarlo pero con palabras amenazantes le dijeron “usted se queda”.

Posteriormente uno de los agentes le pidió a Rosa Elba, la hija de Guadalupe Hernández, que anotara un domicilio en donde podrían buscarlo, este es: calle López número 12, segundo piso, colonia centro, ciudad de México.

En este domicilio se encuentran las oficinas de la Unidad Especializada contra la Delincuencia Organizada (UEDO) pero ahí y les han negado información.

Angela Luna Gómez señaló que su esposo no ha tenido problemas con nadie, que se dedica a las labores del campo, que es militante del Partido de la Revolución Democrática y activista político en su comunidad.

Mientras tanto el dirigente del FODEG, Pedro Nava Rodríguez recordó que Guadalupe Hernández hace seis años fue acusado por el Gobierno de pertenecer al EPR, “le cayó el Ejército y le revisó todo el vivero donde trabaja pero no le encontraron nada”, dijo.

Ayer la dirigencia del FODEG presentó la denuncia de los hechos ante la Comisión Estatal de Defensa de los Derechos Humanos (Codehum) y solicitó la intervención del organismo para lograr la localización del indígena.