Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

Quienes somos?
Últimas noticias
Presas y presos políticos
Acción y mobilización
Fotos
Para contactarnos
Enlace

* Son detenciones arbitrarias, denunció el Prodh

En la UEDO, acusados de secuestro, seis detenidos de Ayutla y Tecoanapa

* El FODEG tuvo informes que hablan de que son diez arrestados en total * En Chilpancingo, familiares y la organización Fuerza Campesina Revoluciobaria presentaron quejas ante la Codehum

  Al menos seis campesinos detenidos en Ayutla y Tecoanapa están en los separos de la Unidad Especializada para la Delincuencia Organizada (UEDO), en la ciudad de México, acusados de secuestro, informó el abogado del Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro (Prodh), Jorge Fernández.

El dirigente del Frente de Organizaciones Democráticas del Estado de Guerrero (FODEG), Bertoldo Martínez Cruz, informó que de acuerdo a datos proporcionados por familiares que se encuentran en la ciudad de México, son 10 los detenidos en cateos realizados por policías federales de la Procuraduría General de la República, la mañana del miércoles en los municipios de Ayutla y Tecoanapa, en la región de la Costa Chica.

Hasta este jueves estuvieron incomunicados, y por la mañana el Prodh presentó una demanda de amparo contra la incomunicación y la privación ilegal de la libertad de tres de los detenidos: Guadalupe Hernández Arizmendi, Concepción Ramírez Ramírez e Inés Jiménez.

El resultado fue que los familiares pudieron hablar con los detenidos, y se les dio atención médica que requerían, principalmente a Concepción Ramírez, de 70 años, e Inés Jiménez Silva, de 80 años, ambos detenidos en Tecoanapa, mientras Guadalupe Hernández Arizmendi, de 52 años, fue detenido en La Unión, municipio de Ayutla de los Libres.

El abogado del Prodh manifestó que “se trata de detenciones arbitrarias”, porque no fueron arrestados con orden de aprehensión, sino en una operación derivada de una averiguación previa del año pasado (2002), y no fue por orden de un juez.

Además hay otras irregularidades, en el caso de Inés Jiménez, pues de acuerdo con información de sus hijos, fue detenido con violencia, los policías de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) golpearon y amenazaron a las personas que se encontraban en el lugar de donde se lo llevaron, y se robaron joyas o otras pertenencias.

Afirmó que no hay motivo para que las detenciones se dieran sin orden de un juez, pues no hay flagrancia, ni es un caso urgente.

En Chilpancingo, el comandante de la AFI adscrito a la Unidad Especializada contra la Delincuencia Organizada (UEDO), Roberto Murguía Hernández, confirmó ayer a la visitaduría de la Comisión de Defensa de los Derechos Humanos de Guerrero (Codehum) la detención de tres campesinos, dos del municipio de Tecoanapa y uno de Ayutla.

Aunque existe la versión de que hay otros tres campesinos detenidos, el jefe policiaco no reveló su identidad como tampoco quiso hablar de las causas de la detención.

Los detenidos son el indígena de la comunidad de La Unión, municipio de Ayutla, José Guadalupe Hernández Arizmendi, así como el militar retirado de Tecoanapa de 70 años de edad, José Concepción Ramírez Ramírez y de este mismo lugar el comerciante y también anciano, Inés Jiménez Silva.

El visitador general de la Codehum, Hipólito Lugo Cortés, se comunicó la mañana de ayer vía telefónica con el comandante Murguía Hernández, quien le informó que las detenciones fueron con base en una orden de cateo y de aprehensión obsequiada por un juez de distrito.

El jefe policiaco habría dicho al funcionario de la Codehum que durante el cateo a los domicilios de los detenidos se encontraron armas de fuego y “otros utensilios” sin precisar qué exactamente.

Murguía Hernández también reconoció que existen más detenidos pero se negó a revelar su identidad.

José Guadalupe Hernández Arizmendi, Concepción Ramírez Ramírez e Inés Jiménez Silva fueron puestos a disposición de la Agencia del Ministerio Público federal adscrita a la UEDO por portación de arma de fuego.

Denuncian brutalidad en despliegue de 70 policías de la AFI

Por estas detenciones ayer fueron presentadas dos denuncias ante la Codehum, la primera por la esposa de José Guadalupe Hernández, Angela Luna Gómez, y la segunda por el dirigente de Fuerza Campesina Revolucionaria, Francisco Javier Morales Maldonado.

El dirigente de Fuerza Campesina denunció que para la detención de Concepción Ramírez e Inés Jiménez Silva se utilizó un “impresionante dispositivo policiaco y se recurrió a una brutalidad increíble”.

Dijo que las detenciones del militar retirado y del comerciante ocurrieron en Tecoanapa la cabecera municipal y que unos 70 agentes de la AFI llegaron, rodearon sus domicilios y con marros volaron las cerraduras de las puertas y se introdujeron para sacarlos de manera violenta.

Dijo desconocer las causas de la detención “aunque primero se corrió el rumor de que estaban implicados en un secuestro, después que por violación, y al último que porque son miembros del ERPI, (Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente).

Sin embargo dijo que hasta ahora nadie ha informado oficialmente las causas de la detención.

En la Delegación de la Procuraduría General de la República se negó información con el argumento de que la operación se organizó desde la ciudad de México. (Con información de Zacarías Cervantes, corresponsal en Chilpancingo)