Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

Quienes somos?
Últimas noticias
Presas y presos políticos
Acción y mobilización
Fotos
Para contactarnos
Enlace

* Denuncia un asesinato presuntamente cometido por paramilitares

Teme la Organización de indígenas me´phaa que sean detenidos sus dirigentes

* Hay indicios de que tratan de vincularlos al caso de los cateos y detenciones de la UEDO en Ayutla y Tecoanapa * El comisario de Barranca de Guadalupe pidióla presencia del Ejército y difundió que catear;a las casas, informan en un documento

La Organización de Pueblos Indígenas Me’phaa (Kambaxo Xuaji Guini Me’phaa) informó que se desató la persecución contra sus integrantes y dirigentes, que están amenazados de ser detenidos, con el pretexto del asesinato del indígena Galdino Flores de Jesús, el 6 de mayo, en la comunidad de Barranca de Guadalupe, municipio de Ayutla, del que culpó a grupos paramilitares.

Denunció que el comisario de la camunidad, Porfirio Espinoza García, que es del PRI, pidió la presencia de tropas del Ejército, supuestamente para resguardar la seguridad del pueblo, con el pretexto de dicho asesinato. Además, difundió que el Ejército va a llegar a catear las casas. El domingo 25 en la tarde se vio pasar hacia la región tres vehículos militares, pero no se tenía aún noticia si los militares habían entredo a ocupar Barranca de Guadalupe.

Por otra parte, los dirigentes de la Organización recibieron informes de que la Unidad Especializada en Delincuencia Organizada (UEDO) de la Procuraduría General de la República (PGR), por medio de policías de la Agencia Federal de Investigaciones (AFI), iba a catear la casa que se ocupa como oficina de la Organización Independiente de Pueblos Mixtecos Tlapanecos, a la que pertenece la Organización de Pueblos Indígenas Me’phaa. Se teme que agentes de la AFI traten de arrestar a los dirigentes o a los militantes que se encuentren en el lugar, y que los acusen de cualquier delito, informó el presidente de la organización me’phaa, Cuauhtémoc Ramírez.

Denunció que se tiene información de que es probable que la UEDO trate de vincular a la Organización en el caso de los cateos y detenciones realizados por la AFI en Ayutla y Tecoanapa el miércoles 21, de donde se llevaron ilegalmente a seis ciudadanos, que estuvieron varios días incomunicados en la ciudad de México, porque un presunto testigo protegido los acusó de secuestro y presuntamente de pertenecer al Ejército Revolucionario del Pueblo Insurgente (ERPI).

Otro indicio de la persecución vinculada a los cateos del miércoles es que el jueves fueron supuestos agentes de la AFI al domicilio de la dirigente de la organización me’phha, Otilia Eugenio Manuel, y se teme que traten de detenerla, además de que su domicisio estuvo vigilado el fin de semana por gente desconocida, supuestos policías de la AFI.

En el documento distribuido a los medios,  por la Organización de Pueblos Indígenas Me’phaa, se afirma que existen indicios de que la muerte de Galdino Flores de Jesús, participante de la Organización, fue planeada con el objeto de culpar a otros compañeros de la misma organización, y de esa forma desatar una oleada de violencia interna que al final de cuentas pareciera un ajuste de cuentas por problemas personales de la organización”.

Denunció que ese crimen se ha utilizado de pretexto para “militarizar los pueblos indígenas tlapanecos del municipio de Ayutla de los Libres”, y para tratar de destruir a la Organización Me’phaa con la persecución de sus dirigentes.

Exponen en el documento que rechazan la presencia del Ejército en la región indígena, y demandan que el gobierno municipal resuelva las peticiones de servicios, obras y proyectos productivos para los pueblos indígenas. En el mismo documento destacan que es ilegal que se utilice al Ejército supuestamente para investigar y perseguir delitos, y que en realidad lo que hace es seguir acosando y tratar de destruir a la organización indígena.

Plantean: “Creemos que la muerte de este indígena tiene que ver en primera instancia con la denuncia que la organización hiciera en el sentido de que en el municipio existen grupos paramilitares, y para nosotros este asesinato no es más que una injusticia y provocación, ya que dicho compañero no ocupaba puesto ni comisión relevante en la organización”.

En el documento, los firmantes recuerdan que la Organización ha sido reprimida con motivo de las denuncias que ha hecho contra la militarización, y del incumplimiento de sus demandas de obras en las comunidades, servicios básicos y prosupuesto gubernamental para proyectos productivos. Adem;as, en 2002 denunció la violación de las indígenas me´phaa Valentina Rosendo Cantú e Inés Fernández Ortega, por efectivos militares del 41 Batallón de Infantería. Además denunció la ocupación militar de barranca Tecoani, en enero de este año, comunidad en la que los indígenas se vieron en la necesidad de sacar de sus tierras a las tropas.

El documento está firmado por 41 ciudadanos de barranca de Guadalupe, y por el presidente de la Organización, Cuauhtémoc Ramírez, la secretaria, Otilia Eugenio Manuel, y el tesorero, Ezequiel Morales Sierra.

Recuerdan también que en enero pasado, el comisario de Barranca de Guadalupe ordenó que se prohibiera el uso del teléfono de la comunidad a los dirigentes de la Organización, con el argumento de que lo utilizaban para hacer denuncias contra el Ejército.

Plantean en el documento: “Presumimos que la muerte de Galdino Flores de Jesús tiene alguna conexión con la denuncia que hicimos de la existencia de grupos paramilitares, presunción que se refuerza más aún con la petición del comisario muniicpal de que el Ejército se presente a la comunidad supuestamente a resguardar el orden”.