Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

Quienes somos?
Últimas noticias
Presas y presos políticos
Acción y mobilización
Fotos
Para contactarnos
Enlace

 

 

 

 

 

 

 

 

* Obliga la PJE a un detenido a declarar “mentiras”

 Denuncia Omar Guerrero cateos, persecución y tortura a sus familiares

 * Matías Díaz Olivares estuvo tres días desaparecido y fue presentado en ciudad Altamirano como secuestrador de Rodrigo Borja * Hay órdenes de aprehensión contra miembros de la familia Santana, a quienes tratan de involucrar con secuestradores y con el ERPI, dice el presidente del Comité de Presos Políticos de Acapulco

Unos 150 policías judiciales irrumpieron en dos poblaciones de Coyuca de Catalán, El Cacahuananche y Palo Grande, supuestamente para buscar secuestradores miembros de la guerrilla del ERPI, y a consecuencia de esta operación y cateos las familias están huyendo, escondidos en los montes, informó el presidente del Comité de Presos Políticos y de Conciencia de Acapulco, Omar Guerrero Solís.

Dijo que las operaciones de la Policía Judicial del Estado (PJE) en esa región comenzaron con la detención de Matías Díaz Olivares, el miércoles 13 de noviembre, a quien tuvieron desaparecido tres días y durante ese tiempo lo torturaron, y lo presentaron el viernes, con una supuesta declaración en la que acepta que él participó en el secuestro de Rodrigo Borja, en 1999, e involucra a la señora Pascuala Santana Bahena, de 43 años, suegra de Omar Guerrero, y al hijo de ésta, Raúl Vida Santana, que actualmente tiene 16 años.

“Es pura mentira, él no hizo esas declaraciones, todo lo inventaron los judiciales para aparentar que están resolviendo los secuestros, pero culpan a gente inocente”, declaró por vía telefónica Omar Guerrero.

Consideró que estas acusaciones son parte de la represión contra la familia de su esposa, Gloria Vida Santana, que desde hace años ha sido perseguida acusada de tener vínculos con la guerrilla, y en particular después de que una columna del EPR apareció en la comunidad de La Quesería, durante una campaña de propaganda armada que realizó en el estado a finales de 1996 y principios de 1997.

Informó que el detenido acusado del secuestro de Rodrigo Borja, Matías Díaz Olivares, es tío de Gloria Vida Santana, y “es imposible que él haya participado en algún secuestro, y tampoco las personas a quien quieren involucrar”, dijo.

Manifestó su rechazo a que la PJE utilice las detenciones arbitrarias y la tortura para presentar a la sociedad supuestos casos resueltos pero con “puras mentiras”.

Señaló que el detenido, que es trabajador de una planta de agua purificada en la población de San Pedro, Coyuca de Catalán, es conocido como un hombre que se dedica sólo al trabajo, que “trabaja hasta los domingos”. Señaló que después de tres días de estar desaparecido, el viernes 15 en la noche lo presentaron al agente del Ministerio Público de Ciudad Altamirano, y actualmente está en la cárcel de Coyuca de Catalán, acusado del secuestro de Rodrigo Borja, “implicado con grupos de secuestradores y de la guerrilla de la Tierra Caliente del ERPI”.

Omar Guerrero declaró: “Es parte de la represión en contra mía. Eso no se vale. Dice el procurador que no va a perseguir gente inocente, le pido al procurador que sea congruente, que no persiga gente inocente, exijo un alto a la represión contra mi familia. No se trata de aparentar que queda bien, deteniendo gente nomás porque es cercano a mí. Ya me tienen a mí, que me eche todos los delitos, pero que deje a mi familia”.

Informó que el jueves 14, unos 150 policías judiciales “subieron a El Cacahuananche, preguntaron por la señora Pascuala Santana y por su hijo Raúl Vida Santana y por más gente; los acusan de que son base del ERPI, y de secuestradores. En el pueblo catearon las casas preguntaron por mi suegra y mi cuñado, y por Cayetano Alvarado Santana, que es familiar de mi esposa, y también fueron a la comunidad de Palo Grande, donde hay miembros de la familia y supuestamente tienen órdenes de aprehensión”.

Dijo que en esos pueblos “todos salieron, ya ni las mujeres pueden estar, por temor a ser detenidos, acusados de delitos falsos por supuestos señalamientos del detenido”.

Por medio de un boletín de prensa, el sábado 16 de noviembre, el procurador general de Justicia del estado, Jesús Ramírez Guerrero, informó que fue puesto a disposición del juez penal en Coyuca de Catalán Matías Jaimes Olivares, quien también se hace llamar Pedro Díaz Olivares, por el delito de secuestro cometido en agravio del doctor Rodrigo Borja Avilés, ocurrido el 7 de agosto de 1999, cuando llegaba a su domicilio ubicado en el centro de Ciudad Altamirano y fue liberado el 14 de enero de 2000.

Según el boletín, “la detención de Matías Jaimes Olivares fue hecha por agentes de la Policía Judicial en Tierra Caliente, cuando se paseaba en las calles de ciudad Altamirano”.

El procurador señaló además que la Procuraduría General de Justicia del Estado sigue trabajando para detener y llevar a prisión a los otros inculpados por el secuestro del doctor Rodrigo Borja, en contra de quien se solicitó la correspondiente orden de aprehensión.