Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

Quienes somos?
Últimas noticias
Presas y presos políticos
Acción y mobilización
Fotos
Para contactarnos
Enlace

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

* Dos incluyen venta de drogas, dice la coordinadora

 Tres quejas en la Codehum contra el director del Cereso de Zihuatanejo

 Brenda Escobar, corresponsal, Zihuatanejo * La coordinadora regional de la Comisión de Defensa de los derechos Humanos de Guerrero (Coddehum), Mónica Castro Contreras, dio a conocer que ante este organismo se han presentado tres quejas contra el alcaide del Centro de Readaptación Social (Cereso) de Zihuatanejo, Samuel Núñez González, dos de ellas, incluyen la distribución de drogas en el penal.

Informó que existen muchas irregularidades en este Cereso, una de ellas, es que los internos consumen agua de la cisterna, la cual, de acuerdo a unos análisis practicados en la Jurisdicción Sanitaria 05, tiene coliformes fecales y totales que rebasan lo estipulado por la normatividad, por lo que no es apta para el consumo humano.

En entrevista, Castro Contreras afirmó que en el Cereso de Zihuatanejo se distribuye droga con la complacencia del director de ese centro penitenciario, pues durante el año pasado, se recibieron dos quejas en ese sentido que obran en los expedientes Codehum-CRCG/051/2001 y Codehum-CRCG/056/2001.

El 13 de agosto del 2001, un interno, del cual Mónica Contreras no proporcionó su nombre por protección, “nos manifestaba que efectivamente, a él le constaba que había tráfico de enervantes, de drogas, originadas por el director Samuel Núñez y por los custodios, además de que se vendía protección por parte del director.

“Fue un caso bastante delicado, grave. Se hicieron las investigaciones pertinentes y obviamente que por desgracia no encontramos nada en concreto, pero de que hay denuncias por parte de los internos las hay por tráfico de drogas y protección a internos”, dijo la funcionaria.

La denuncia del 10 de septiembre del 2001, es por la misma causa, además de violaciones a los derechos de los reclusos y cohecho.

La tercera queja, Codehum-CRGR/045/2001, fue interpuesta por insuficiente protección de personas, negligencia en la prestación de servicio público y negativa de auxilio para atención médica, ya que el jefe de seguridad, Esteban Suástegui Bedolla, el custodio Gabino Piza y el director Samuel Núñez, dejaron morir a un interno de un ataque de asma, sin que se le prestara atención médica.

Por otra parte, la coordinadora regional de la Codehum señaló que en este 2002 no ha recibido ninguna denuncia en contra del alcaide del Cereso, pero sí “muchas quejas por parte de los internos cada vez que hacemos visitas al penal, entre ellas, el hacinamiento, pues esta cárcel tiene capacidad para 62 presos, y actualmente tiene una población de 139 internos”.

Además, “en una última visita, se quejaron de dolores estomacales y de problemas en la piel porque los hacen beber del agua de la cisterna, por lo que pedimos a la Jurisdicción Sanitaria 05 que nos efectuara un análisis de esa agua y el 23 de agosto de este año se nos informó que de acuerdo a los estudios, se observaron coliformes fecales y totales que rebasan lo estipulado en la normatividad, por lo que no es apta para el consumo humano”.Y lamentó entonces que la Codehum sea “una autoridad moral, no somos una autoridad coercitiva, no podemos implementar sanciones, pero creo que es benéfico que los medios publiquen todo este tipo de irregularidades porque esto que está pasando es grave, porque no es posible que un director y sus custodios distribuyan droga en un penal y no es por justificar a nadie, pero este es un caso bastante delicado que sí deben de tomar muy en cuenta las autoridades y tener especial cuidado.Desgraciadamente el hacinamiento, la distribución de drogas, la mala alimentación es lo común en los penales del país y el de Zihuatanejo es un caso más, por lo que sería bueno que le dieran un correctivo al alcaide de este Cereso, porque es injusto que esas personas que ya están cumpliendo una pena, se les dé otra pena más como es estar sometidos a las drogas”, dijo.