Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

Quienes somos?
Últimas noticias
Presas y presos políticos
Acción y mobilización
Fotos
Para contactarnos
Enlace

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

* Recoge el CCC testimonios de Jerónimo

 Presos políticos en Acapulco, con secuelas de la huelga de hambre

 Francisco Magaña, corresponsal, Atoyac de Alvarez * El dirigente del Consejo Comunitario Lucio Cabañas Barrientos, José Luis Arroyo, informó que en una visita al reclusorio de Acapulco constaron el mal estado de salud de los presos políticos como secuelas de la huelga de hambre que mantuvieron por casi un mes en junio.

Señaló que Omar Guerrero y Rogelio García Pineda, les expresaron que ante lo estancado que está la ley de amnistía por los gobiernos federal y estatal se valora que el 7 de noviembre inicien una huelga de hambre con mayor presión y apoyo de las organizaciones sociales que se incorporarán para exigir que se cumpla.

Asimismo expuso que en esa visita al Cereso de Acapulco tomaron la denuncia que les presentó el dirigente de la OCSS en Coyuca de Benítez, Jerónimo Hernández Refugio, a quien observaron que tiene secuelas de torturas por un ojo golpeado y piden al gobierno que se apegue a derecho en su caso.

En su testimonio expone que fue torturado con bolsas de plástico en el cuello y golpes por lo cual se declaró culpable de secuestro y fue remitido Acapulco en donde escuchó que alguien dijo a los judiciales que mejor lo hubieran matado a “este hijo de su puta madre por ser sobreviviente de Aguas Blancas”. Dijo que lo llevaron a un cuarto en donde lo torturaron para que se hiciera responsable de tres secuestros más de Servando Luna de Tepetixtla y Margario Ponciano de Paso Real. José Luis Arroyo indicó que le informó que el 6 de octubre fue interceptado por 10 hombres fuertemente armados y encapuchados en Atoyaquillo, cuando iba a una huerta de coco, pero no lo denunció por miedo. Señaló que Tomás Landeros y Guadalupe Joven, presuntamente priístas y responsables de un secuestro, fueron quienes lo acusaron ser el orquestador de un secuestro y esa pareja fue detenida en el lugar de los hechos, por una persona de apellido Luna, pero los liberaron ocho días después. El padre de Jerónimo Hernández Refugio, Juan Hernández Lozano, denunció que después de la detención de su hijo la sierra de Tepetixtla ha sido militarizada y están atemorizando al pueblo. Sostiene que su hijo no es secuestrador “si viera el gobierno en las condiciones que vivimos, somos pobres, reconozco que mi hijo es un luchador social no un secuestrador”.