Make your own free website on Tripod.com

 

 

 

Quienes somos?
Últimas noticias
Presas y presos políticos
Acción y mobilización
Fotos
Para contactarnos
Enlace

* Cumplen Miguel Angel Mesino y Tomás De Jesús 41 días de ayuno

Huelga de hambre de cuatro mujeres por la libertad de dos presos políticos

 * protetan también por la liberación de siete policías implicados en la masacre de Aguas Blancas

 Zacarías Cervantes, corresponsal, Chilpancingo * Cuatro mujeres instalaron ayer en la puerta del Palacio de Gobierno una huelga de hambre para exigir al gobierno de René Juárez la libertad de los presos Miguel Angel Mesino Mesino y de Tomás de Jesús Barranco quienes ayer cumplieron 41 días en huelga de hambre en el penal de esta capital.

Protestan también por la liberación de seis policías y un comandante de la Policía Motorizada implicados en la masacre de 17 campesinos en el vado de Aguas Blancas y exigieron castigo al ex gobernador Rubén Figueroa Alcocer, a quien acusan de ser el responsable intelectual de esos hechos.

Alicia Mesino Castro, de 60 años de edad, Heriberta Fierro Pano de 65, Calixta Benítez Mesino de 60, y Horalia de Jesús Carrasco de 33, instalaron su ayuno voluntario a las 10 de la mañana a un costado de la puerta principal del Palacio de Gobierno, edificio que pintaron con consignas y tapizaron de pancartas exigiendo la libertad de los dos presos.

La señora Alicia Mesino, madre de Miguel Angel Mesino, reclamó al gobierno estatal el hecho de que haya liberado a seis policías y a un comandante implicados en la muerte de 17 campesinos miembros de la Organización Campesina de la Sierra del Sur (OCSS), y mantenga presos a personas inocentes como a Miguel Angel y a Tomás de Jesús, “eso es un acto de impunidad y de injusticia”, dijo la mujer.

Dijo que en vez de que se esclarezca la masacre de Aguas Blancas y el castigo llegue hasta los responsables intelectuales como al ex gobernador Rubén Figueroa, el gobierno está dejando en libertad a los detenidos y se empeña en mantener presos a los sobrevivientes de dicha masacre mediante delitos inventados.

“Por qué los policías que asesinaron a los 17 campesinos en el vado de Aguas Blancas están siendo liberados, aunque tengan culpa, y a los que no, los siguen manteniendo presos” protestó la mujer.

Y luego explicó que ella por eso se instaló en huelga de hambre, “mi hijo Angel es inocente, está preso por las acusaciones falsas que le hicieron. El tiene 40 días que está en huelga de hambre y tememos por su vida. Yo le estoy pidiendo al gobernador Rene Juárez que lo deje en libertad porque tenemos miedo de que algo le llegue a pasar a él y al compañero Tomás de Jesús Barranco”.

Alicia Mesino denunció que en el caso de su hijo ya han presentado las pruebas suficientes de que es inocente del asesinato del que lo acusa la Procuraduría de Justicia, pero que el Juez penal de Tecpan de Galeana, Adolfo Van Meeter Roque ,“tiene línea del Gobierno para mantenerlo preso como parte de la represión que se ejerce hacia la OCSS”.

Mientras tanto Hilario Mesino Acosta, señaló que con este movimiento demandan una entrevista con el gobernador Rene Juárez a fin de que se comprometa por escrito para intervenir en la liberación de su hijo Miguel Angel Mesino y su compañero Tomás de Jesús Barranco.

Informó que este miércoles se incorporará a la huelga de hambre la esposa de Tomás de Jesús Barranco y que un contingente del Movimiento Social de Izquierda (MSI) que dirige Ranferi Hernández Acevedo se incorporará al plantón afuera del Palacio de Gobierno, mismo que continuará, dijo, por tiempo indefinido al igual que la huelga de las cuatro mujeres.

Una de las cuatro mujeres en huelga de hambre, Horalia de Jesús Carrasco, es hija de Pedro de Jesús Honofre, desaparecido durante la Guerra Sucia en el municipio de Atoyac, y con su movimiento exige también la presentación de su padre que, denunció, fue detenido por las “fuerzas del Gobierno”.

Por la tarde, el subsecretario de asuntos políticos del Gobierno del estado, José Luis Trujillo Sotelo se reunió con los dos presos en huelga de hambre en el penal y les pidió que suspendieran su huelga, “no es necesaria, esta es una cuestión jurídica que no se resuelve con huelgas de hambre”, les dijo.

Incluso el funcionario les aconsejó que en todo caso recurrieran al amparo de la justicia federal.

Sin embargo Mesino Mesino le contestó que quien no está ajustándose a derecho es el Gobierno porque los mantiene presos siendo inocentes “ y porque nos fabricaron delitos”.

Entrevistado por teléfono, Mesino dijo que también él y Tomás de Jesús Barranco están demandando una entrevista con el gobernador “para sacarle un acuerdo firmado con respecto a nuestra libertad.

Informó que al final de la reunión con Trujillo Sotelo llegaron a ningún acuerdo por lo que mantendrán su ayuno. Informó que este miércoles a las 12 del día otros seis presos por delitos comunes comenzarán también un ayuno en solidaridad con su movimiento.